Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

201 capturados deja operación contra la extorsión carcelaria en el país

Entre los procesados hay 34 cabecillas que realizaban las extorsiones desde las cárceles.

201 capturados deja operación contra la extorsión carcelaria en el país. Foto: Colprensa

Las autoridades realizaron un operativo contra la extorsión carcelaria en el país, que dejó 167 personas capturadas y la imputación de cargos a 34 más que ya se encontraban en las cárceles, desde donde dirigían las llamadas extorsivas. 

El director del Gaula de la Policía, general Fernando Murillo, explicó que la operación se realizó en conjunto con las Fuerzas Militares, Policía y Fiscalía en 10 centros penitenciarios a los que se realizaron allanamientos durante seis meses. 

Se trata de La Picota en Bogotá, Guaduas en Cundinamarca, La Vega en Sucre, Cómbita en Boyacá, Palogordo en Santander, La Ternera en Cartagena, Las Mercedes en Montería, Pedregal en Medellín, San Isidro en Cauca y La Dorada en Caldas. 

En estos lugares se incautaron 246 celulares, 205 simcards, 25 memorias, 50 cargadores y baterías, 4 modems usados para comunicarse a través de mensajes de texto, 160 armas blancas, $978 mil y 29 agendas "con más de 10 mil datos importantes para establecer posibles víctimas de extorsión a nivel país", dijo el oficial. 

Agregó que anteriormente se incautaban los equipos electrónicos a través del Inpec, pero que ahora se ordenaron allanamientos "para recaudar elementos probatorios para entender realmente las estructuras de esta empresa criminal dedicada a las llamadas extorsivas". 

Por estas extorsiones se cree que las organizaciones recogían cerca de $5 mil millones mensuales, por lo que los cabecillas que ya estaban en cárceles fueron trasladados a penales de máxima seguridad. 

El general Murillo también hizo un llamado a las empresas de telefonía celular sobre las antenas que tienen ubicadas al lado de los límites de las cárceles, pues afirmó que esto permite que haya señal para los celulares que ingresan ilegalmente los internos, pese a los inhibidores que se instalan en los centros penitenciarios.