Escuche ahora

Música W

con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Al comandante de las FF.MM. no lo van a maltratar con un anónimo: general Mejía

El general Alberto José Mejía también habló en La W del retiro de ocho generales tras su nombramiento.

El general Alberto José Mejía habla en La W. Foto: Colprensa

Luego de su posesión y reconocimiento de las tropas como nuevo comandante de las Fuerzas Militares, el general Alberto José Mejía habló con La W sobre la polémica por la solicitud de retiro de ocho generales tras su nombramiento y la división que según el general (r) Jaime Lasprilla hay en el Ejército

(Le puede interesar: Sí ha habido divisiones y favoritismos en el Ejército: general (r) Lasprilla)

Sobre las declaraciones del general (r) Lasprilla en La W, dijo que lamentó mucho que se presentaran durante la ceremonia de reconocimiento de tropas. "Confieso que se me borró mi sonrisa de la cara, porque no es común, no es la tradición institucional, que se presenten ese tipo de situaciones. Por mi general Lasprilla no tengo sino respeto, admiración, por eso le extendí su comisión en Washington, lo presenté como candidato para recibir la industria militar y el hotel Tequendama. Tengo el mejor concepto de él y me he portado con él como un caballero", afirmó. 

Agregó, refiriéndose a las denuncias sobre presunta corrupción que han circulado en los últimos días, que "al comandante de las Fuerzas Militares o del Ejército no lo van a venir a maltratar con un anónimo o una situación como estas sin ningún tipo de fundamento". 

Respecto a los ocho generales que solicitaron el retiro tras su nombramiento, dijo que "lamento que ellos hayan pedido el retiro, estos hombres nos ayudaron a conquistar la victoria militar, estos generales son honorables, distinguidos, que pelearon la guerra al lado nuestro. En los últimos dos años y medio esos ocho no estuvieron bajo mi mando sino en el Comando General con el general Rodríguez. Nunca me manifestaron ningún inconformismo, nunca recibí de ellos una recomendación, nunca los maltraté porque nunca tengo un trato grosero o atrevido con mis subalternos. Tan pronto me nombran ellos deciden dar un paso al costado y retirarse, desde el punto de vista institucional yo lo respeto".

(Le puede interesar Mindefensa desestima crisis en las Fuerzas Militares por retiro de generales)

Señaló que los ocho mayores generales y 13 brigadieres generales que ascendieron este miércoles son "mejores que nosotros, tienen más preparación de combate, más maestrías, incluso doctorados. Es el Ejército del futuro y eso obliga a que unos se queden y otros salgan pero yo lamento esa baja de ocho compañeros". Además, aclaró que los ascensos no se hacen por favoritismos. "No somos un Ejército como algunos cercanos que tiene 600 generales, somos uno con 70 generales y cada año tiene que haber una movilidad. Esto no se hace a rajatabla ni por odios o pasiones, sino se hace un análisis de perfiles". 

Explicó que se ha reunido con cuatro de los ocho generales que pidieron el retiro y que ninguno manifestó cuestiones de honor o moral, sino temas personales. "Ya lo que digan por fuera de la línea militar, en un medio o directamente con algún periodista y mencionen esos temas, pues cada uno tiene su propia lectura. Lo único que sí digo es que no se ejerce el honor militar a través de otros canales sino el carácter se da cuando al comandante usted le dice las cosas de frente y no se utilizan otro tipo de técnicas que muestran otra concepción del honor militar". 

Sobre una supuesta división en el Ejército, dijo que no está feliz por el retiro de los generales, pero "ya reestructuré el mando militar y los que quedamos en fila estamos unidos, cohesionados y ante todo muy felices porque llegan a estas posiciones una generación de jóvenes mejor preparados que todos nosotros". 

El general Mejía también se refirió a la supuesta revisión de la visa al excomandante de las Fuerzas Militares, general (r) Juan Pablo Rodríguez, y dijo que "estos ataques son permanentes y ya tienen una historia. Algunos de nuestros oficiales que tienen algún grado de señalamiento sufren este tipo de denuncias y anuncios mediáticos que por supuesto no son aceptados por la Institución y nos duelen y perturban. Le ofrezco a mi general Rodríguez todo el apoyo y respaldo". 

Explicó que sí se ha reunido con José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, así como lo ha hecho con otras organizaciones de derechos humanos por ser parte de su trabajo.  "Esas reuniones no son escondidas, soterradas, en un cuarto de un hotel. Son en el Ejército, en compañía de generales y el equipo jurídico. Gracias a esas reuniones hemos podido incluso llegar a puntos de coincidencia, puntos pequeños que nos separan y solucionarlos. No podemos decir que somos un Ejército respetuoso de los derechos humanos y el DIH pero que las ONG que promueven eso son enemigas y antagonistas".

También dijo que hace unos meses se reunió con militares retirados señalados por temas de derechos humanos y que en ese encuentro el general (r) Lasprilla le reclamó por no respaldarlo públicamente cuando HRW lo señaló por falsos positivos. "Yo expliqué que el Ejército no puede salir a la defensa de ninguna persona, defiende la Institución y esa es una política clara que yo mismo me he impuesto. Pero yo lo respeto mucho, él es un hombre distinguido, honorable, que está sufriendo todos esos temas tan difíciles por el tema de los falsos positivos. Comprendo su angustia y sentimientos y en este momento de mi boca no saldrá ningún señalamiento o posición que esté a esas alturas". 

Respecto a la condecoración a Esteban Santos, hijo del Presidente de la República, dijo que la hizo por el trabajo que hace él en apoyo a los soldados y que no es una condecoración de combate, sino de Fe en la Causa. "En este momento él está solito recogiendo regalos de Navidad para llevarle a más de 10 mil soldados, preocupándose por los soldados enfermos, consiguiendo apoyos para las personas que están necesitadas, por las capacidades de nuestras fuerzas de Operaciones Especiales para que tengan los mejores equipos y entrenamientos. Es un joven que desde su posición nos ayuda de manera muy sencilla y muy callada y por eso le impuse esa condecoración". 

El general Mejía también se refirió a la Jurisdicción Especial para la Paz y afirmó que el próximo año "viene un proceso y es que hay que hacer la reglamentación de las leyes aprobados, en esa reglamentación va una letra menuda sobre unos temas de los que vamos a estar muy pendientes".