Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Amigo de Maria Andrea Cabrera contó su versión sobre la noche en la que murió la joven

Jaime Esparza, hijo de un importante empresario de Bogotá, le dio a la Fiscalía su versión de los hechos.

Amigo de Maria Andrea Cabrera contó su versión sobre la noche en la que murió la joven. Foto: Getty Images

La Fiscalía General entrevistó a Jaime Esparza, Luis Miguel Flórez, Mauricio Ladino, Daniel Barón, Lina María León, María Carolina Daza y Johana Cano.

(Lea también: El testimonio de las amigas de María Andrea Cabrera ante la Fiscalía)

El diario El Tiempo reveló el testimonio entregado por Jaime Andrés Esparza –hijo de un conocido y poderoso empresario de juegos de chance y azar–, quien admitió que esa noche varios de los jóvenes del grupo llegaron al amanecedero y consumieron éxtasis.

“Habíamos estado en la peluquería de Norberto y Mauricio me dice que por qué no llamaba a María Andrea. Yo la llamo de mi celular a eso de las 9:00 o 9:30 de la noche. Establezco una conversación con ella y me dice que ella va a ir a recoger a una amiga para ir a comer algo”, relató el joven.

(Le puede interesar: Yo sé que a mi hija Andrea le suministraron algo: general (r) Cabrera)

El Tiempo asegura que Esparza le contó a la Fiscalía que una de las amigas de Maria Andrea le había escrito por WhatsApp que “tenía pepas”:

“Me dijo: “Bueno, qué es lo que hay ome” (sic) y me manda un audio donde me dice: “Ya tengo las pepas, qué es lo que hay”. Yo le respondo: “Póngase seria. ¿Dónde están?” Y me dice que en el restaurante Primi”.

Según el relato del joven, ya en la discoteca uno de sus amigos le pasó media pepa de éxtasis, pero que nunca vio a María Andrea consumir.

(Fiscal de la Unidad de Vida asume caso de María Andrea Cabrera)

“Nosotros pagamos la cuenta de ellas en Primis, que era entre 88.000 y 90.000 pesos y la de nosotros que fue más o menos 250.000. Salimos del restaurante a eso de las 11:15 y esperamos que el valet parking trajera el carro de María Andrea. Ahí dijimos que para qué tantos carros, que cuál es la casa más cercana y dijo Johana que la de ella era en la calle 103 con carrera 19 (…). Llegamos a Mint, en la calle 84 con carrera 13, a las 12:30 o una de la mañana (…). Luis Miguel se acerca a mi carro y me dice: “Ve, tengo media pepa”. Y yo le digo “uy, venga pa’ acá (sic)” (...) Él tenía una pepa, la parte y me da un pedazo a mí, se queda él con un pedazo y tengo entendido que el otro pedazo se lo da a Daniel (…) Nos dirigimos hacia el VIP (…) Ellas ponen sus bolsos y sus chaquetas en una banquita y empezamos a pedir el consumo, que son aguas, Red Bulls y la primera botella de aguardiente (…) Pedimos entre seis a ocho botellas de aguardiente. Todos tomamos, menos Lina León, porque a mí no me recibió ninguna copa. Ella sí ingirió una copa de whisky. Eso lo estaban tomando con los administradores y conocidos de Mauricio Ladino. De resto, tomamos aguardiente. Lo que sí vi fue que María Andrea tomó bastantes Red Bulls (...) Pero en ningún momento vi que consumiera algún tipo de sustancia. No me consta”.

El joven describió el momento en el que María Andrea entró en crisis.

“Alrededor de las tres y media de la mañana dicen que vomitó, pero yo jamás vi el vómito. De ahí pasan por el lado Daniel y Luis Miguel con María Andrea y veo que se dirigen al baño. Al ver que no regresaban, Lina me dice que por qué no íbamos para mirar por qué no regresaban (…) Ella estaba vomitando, yo estaba más o menos a tres metros. Ahí sale Luis Miguel con María Andrea. La veo borracha y salimos por la puerta. En ese momento empezó a decir Lina: “Te quedas en mi casa, María Andrea”. Y ella mueve la cabeza y dice que sí”.

Esparza le dijo a los investigadores que conocía a María Andrea desde hace dos años porque fue novia de uno de sus mejores amigos.

La joven de 25 años falleció el pasado 3 de febrero por intoxicación al mezclar metanfetaminas con alcohol.