Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan Pablo Calvás


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Auditoría de la Contraloría alerta por graves irregularidades en Unidad de Víctimas

Pagos a víctimas fueron entregados a terceras personas de forma indebida, advierte la Contraloría.

Contraloría General de la República. Foto: Colprensa

Una auditoría de cumplimiento que realizó la Contraloría General de la República la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV) determinó que algunos pagos de indemnizaciones o ayudas humanitarias destinados a las víctimas fueron entregados de manera indebida a terceras personas, por debilidades en el registro y en el cruce de información o por presuntas conductas de orden penal, como la falsificación de documentos.

Estos presuntos hallazgos de carácter fiscal, que alcanzan una suma cercana a los $60 millones de pesos, fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación.

El ente de control encontró además debilidades en la administración de los bienes destinados a la reparación de las víctimas por parte de la UARIV, donde se destacan las referidas al manejo de los proyectos productivos, que han mostrado una escasa rentabilidad, acumulando en algunos casos pérdidas que se acercan a los $2.000 millones de pesos.  

Así mismo, la entidad advirtió que muchos de los bienes que fueron recibidos por el Fondo de Reparación para las Víctimas (FRV) no pertenecían a los victimarios, por lo que han debido restituirse. Se trata de 70 inmuebles que habían sido entregados por los Bloques: Cacique Nutibara de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Uraba (ACCU), la Casa Castaño y Tolima de las ACCU, con lo que se evidencian las debilidades del sometimiento a la Ley de Justicia y Paz.