Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Congresista nariñense dice que familiares de altos funcionarios en Pasto invertían en pirámide

El representante a la Cámara nariñense Javier Tato Álvarez admitió que su familia invirtió en la pirámide intervenida por el gobierno DRFE al igual que invirtieron más de 380 mil nariñenses entre los que se encuentran familiares de magistrados, jueces y altos funcionarios.

El representante a la Cámara nariñense Javier Tato Álvarez admitió que su familia invirtió en la pirámide intervenida por el gobierno DRFE al igual que invirtieron más de 380 mil nariñenses entre los que se encuentran familiares de magistrados, jueces y altos funcionarios.

El parlamentario cree que hay una falsa moral en Nariño donde muchos le apostaron a este tipo de inversión, porque todo el mundo en la ciudad conocía de estas operaciones y el gobierno lo permitió al recaudarle los impuestos a la firma DRFE.

"Pregúntele a todos los políticos del departamento, magistrados jueces o políticos si algún familiar estuvo vinculado a eso o personalmente y y se darán cuenta que el gobierno permitió eso y todo lo permitido es lícito"

Señaló que si el Estado cobra impuestos a una empresa, es porque su actividad es lícita, porque no se entendería que el Estado perciba dineros de los particulares cuando cometen ilícitos.

"Si esa empresa estaba pagando impuestos y el gobierno la dejaba funcionar para mí es lícito".

De otro lado, el representante reveló que el presidente de la República Álvaro Uribe tenía pleno conocimiento de que esta empresa DRFE estaba pagando a la gente de Putumayo y lo permitió.

Frente a esta declaración, el Presidente emitió un comunicado en el cual solicitó probar su afirmación "de que el Presidente hizo apología de inversión en ‘pirámides’, cuando al contrario, fue el Jefe de Estado quien hizo claras advertencias públicas a la ciudadanía de Nariño sobre el peligro de esas inversiones", señala el comunicado.

El representante hizo responsable al gobierno nacional de lo que está ocurriendo, ya que el pueblo nariñense fue preso de la necesidad y de eso tenía conocimiento el Jefe de Estado.

Rechazó los señalamientos que hizo el presidente sobre la cultura mafiosa que existe en Nariño y por el contrario, dijo que son principios de pobreza, de hambre y de miseria desconocidos por el gobierno nacional.