Escuche ahora

Perfiles W

Con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Congresistas ecuatorianos llegaron a Colombia pidiendo asilo político

Once diputados de oposición ecuatorianos llegaron anoche a Colombia donde pedirán asilo político, luego de que una fiscal de Ecuador solicitara su arresto por sedición, lo que según ellos fue "una orden impartida" por el presidente Rafael Correa.

Once diputados de oposición ecuatorianos llegaron anoche a Colombia donde pedirán asilo político, luego de que una fiscal de Ecuador solicitara su arresto por sedición, lo que según ellos fue "una orden impartida" por el presidente Rafael Correa.

"Hemos venido a Colombia, que es un país hermano, para pedir protección y asilo político", dijo la congresista Gloria Gallardo, quien llegó en un vuelo procedente de Quito junto con otros 10 diputados del PRIAN (derecha), la principal fuerza parlamentaria de Ecuador.

La fiscal ecuatoriana Elsa Moreno pidió ayer el arresto de 24 de los 50 diputados restituidos la víspera por el máximo tribunal, bajo sospecha de sedición.

Gallardo denunció que esa orden fue impartida por instrucciones del presidente Rafael Correa, en una "clara intervención del gobierno en el poder judicial".

"Estamos aquí porque en Ecuador no hay garantías para nosotros, ya no vivimos en un estado de derecho sino de una dictadura presidida por Rafael Correa, que ha secuestrado todos los poderes del Estado", afirmó.

La legisladora agregó que otros cuatro congresistas del Partido Social Cristiano (PSC, derecha) están en proceso de ingresar a Colombia por Ipiales.

Entre los congresistas que piden la protección del gobierno colombiano se hallan además Silka Sánchez, Luis Fernando Torres, Alfonso Harb, Alfredo Serrano y Mauricio Ponce, según Gallardo.

La parlamentaria no descartó el arribo de más diputados y señaló que otros podrían pedir asilo en Perú y Estados Unidos en las próximas horas. "Tenemos las embajadas de esos gobiernos abiertas, pero en especial la de Colombia", aseguró.

Los congresistas habían sido destituidos a principios de marzo por supuestamente interferir la consulta popular que el pasado 15 de abril aprobó la convocatoria de una Asamblea Constituyente propuesta por Correa.

Los legisladores, que aún no han podido ocupar sus curules debido a la crisis de poderes que afecta a Ecuador, fueron acusados de conspirar contra el Estado, indicó la magistrada ecuatoriana Elsa Sánchez.