Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El negocio de seguros de la Uniautónoma

La Universidad Autónoma del Caribe tiene paralelamente un negocio de seguros que vende personas de la institución y a personas naturales.

Universidad Autónoma del Caribe. Foto: Colprensa

(Investigación W: Esta es la deuda de la Uniautónoma con el fondo de empleados)

Esta vez La W encontró que la Universidad Autónoma del Caribe tiene un negocio distinto al de la educación; se trata de la agencia llamada Autónoma Seguros Limitada, una empresa de actividad comercial.

Esta empresa se ha encargado de asegurar varios de los negocios que realiza la propia Universidad Autónoma; es decir la Universidad Autónoma del Caribe, le compra los seguros a su propia agencia de seguros.

(Lea también: Procuraduría abre indagación a contratos de la Uniautónoma)

Paradójicamente  el representante legal de esta agencia es Ramsés Vargas, rector de la Universidad, mientras que la suplente es su prima Cindy Solar Vargas.

Esta empresa también le vende seguros a personas naturales, lo que quiere decir que no ejerce una labor especial sino una actividad comercial ordinaria. Incluso, la sede de esta agencia está ubicada  en la casa donde hoy funciona la oficina de egresados de la Uniautónoma.

¿Pero cuál es el Negoció?  

Todo indica que quedarse con el dinero de las comisiones que normalmente entregan las aseguradoras, pero aquí hay dos problemas: el primero es que ese dinero no se está invirtiendo de ninguna forma en la universidad, pues a pesar de que la Uniautónoma es la dueña de esa agencia, no ha percibido ningún dividendo.

(Le puede interesar: Profesores de la Uniautónoma denuncian que todavía no les han pagado su salario)

Y el segundo gran problema es con la ley. Según el Artículo 32 de la ley 39 de 1992: “Las instituciones privadas de Educación Superior, constituidas como personas jurídicas de utilidad común, sus rentas se conserven y se apliquen debidamente y que en todo lo esencial se cumpla con la voluntad de sus fundadores. Por consiguiente, quien invierta dineros de propiedad de las entidades aquí señaladas, en actividades diferentes a las propias y exclusivas de cada institución será incurso en Peculado por Extensión”.

Esto quiere decir que  por ser una agencia que realiza una actividad comercial no puede estar asociada a la universidad, que es un ente sin ánimo de lucro, pero aun así siguen haciendo el negocio con los seguros.

Recordemos que la Universidad San Martín, en su momento se cayó justamente por esto,  por utilizar a la universidad para fines distintos a la Educación, esta institución destinaba sus recursos a negocios relacionados con la ganadería y los frigoríficos.