Escuche ahora

Back to the Music

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Es conveniente la propuesta del Gobierno de vender el 8,5 por ciento de Ecopetrol?

En Partida W del 21 de enero, el economista José Roberto Acosta y el libertario Juan De Zubiría debatieron sobre la viabilidad de vender el 8,5 por ciento de la empresa Ecopetrol.

José Roberto Acosta y Juan De Zubiría debaten en PartidaW. Foto: Partida WCon Juan Pablo Barrientos

El anuncio por parte del ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, sobre la apuesta del Gobierno Nacional por vender el 8,5 por ciento de Ecopetrol para tapar el hueco presupuestal que podría poner en peligro algunos programas sociales, abrió el debate sobre la pertinencia de esa propuesta, pues por la venta de la participación accionaria en manos del Estado, el Gobierno podría obtener unos 10 billones de pesos.

La discusión llegó a los micrófonos de Partida W con el economista José Roberto Acosta y el libertario Juan Sebastián de Zubiría.

Acosta dijo que no es conveniente esa propuesta, porque es una acción desesperada e improvisada para buscar los recursos que no lograron con la Ley de Financiamiento presentada al Congreso de la República. Fue enfático en que el Gobierno lo que está buscando en este año electoral es asegurar los recursos para la mermelada con la que buscará mantener gobernabilidad en las regiones. Aseguró que la empresa Ecopetrol es de todos los colombianos, quienes deben estar alerta a su crecimiento y a lo que ocurra con ella, pues dijo que el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, no es un funcionario probo para llevar a cabo una venta de esa dimensión.

De Zubiría, por su parte, argumentó que el Estado no debe asumir la labor de extraer y comercializar hidrocarburos, dado que para esta tarea es altamente ineficiente, así como para la gran mayoría de tareas que tiene bajo su responsabilidad. Señaló que así se diga que Ecopetrol es una empresas de los ciudadanos, ninguno lo siente como tal, pues no se sienten representados en su vida cotidiana en las decisiones que allí se toman. Expresó que en Colombia se le debe empezar a quitar al Estado los grandes poderes que tiene, ya que entre más grande y más atribuciones se le dé, serán mayores los niveles de corrupción que se presenten.