Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Está de acuerdo con obligar a habitantes de calle a tomar tratamiento para rehabilitarse?

Alejandro Eder, candidato a la alcaldía de Cali; y Samuel Hoyos, candidato a la alcaldía de Bogotá hablan sobre cómo reducir los índices de inseguridad en Colombia.

Alejandro Eder, candidato a la alcaldía de Cali; y Samuel Hoyos, candidato a la alcaldía de Bogotá hablan sobre cómo reducir los indices de inseguridad en Colombia.. Foto: Colprensa y W Radio

Samuel Hoyos, candidato a la Alcaldía de Bogotá y Alejandro Éder, candidato a la de Cali, hablaron en La W sobre cómo disminuir los índices de inseguridad en las diferentes regiones del país.

En primer lugar, Hoyos aseguró que “la inseguridad nos está robando el derecho de vivir sin miedo, el parque está lleno de drogadictos, a las mujeres las manosean, a los ciudadanos les roban el celular”.

Por su parte, Éder puntualizó que Cali es la ciudad más peligrosa de Colombia. Tiene 50 homicidios por cada 100 mil habitantes y explicó que la inseguridad en esta ciudad se está dando por “la falta de oportunidades para los jóvenes, falta de coordinación entre la policía y la fiscalía y los jueces, la justicia no está funcionando”.

Ambos candidatos hablaron sobre la reglamentación del porte de armas en el país, y estuvieron de acuerdo en que el Estado y la fuerza pública son los únicos que pueden tener el control en este aspecto.

Respecto a la drogadicción y el narcotráfico, los candidatos coincidieron en que influyen en la inseguridad de las ciudades. Por un lado, Hoyos afirmó “hoy tenemos 500 ollas de microtráfico en Bogotá, es un negocio que mueve seis billones de pesos, están  induciendo al consumo de drogas de jóvenes” y señaló que para tratar el tema de los habitantes de Calle adictos a la droga, “hay que conducirlos a tratamientos para salir de la droga, esto es algo que no puede ser voluntario”.

También hablaron sobre la necesidad de aumentar el pie de fuerza en ambas ciudades: “Cali necesita más presencia de la autoridad, hay 5,200 pero toca aumentarlo a 8.000” afirmó Éder, mientras que Samuel precisó que en Bogotá hay un déficit de 9.000 uniformados.

Ante esa situación Hoyos, propuso su solución “Hay que vincular a los ciudadanos con la inseguridad; denunciar a los jíbaros, denunciar a los ladrones, los chats efectivos, así podemos mejorar la seguridad de Bogotá”.

Por su parte, Éder señaló que desde su perspectiva, “tener una red de ciudadanos puede ser insuficiente”, por lo que, para él, es necesario tener una estrategia “coherente que empodere a la fuerza pública”.

Hoyos destacó también la importancia del “urbanismo seguro” donde hayan andenes, calles y parques hechos de manera segura con, por ejemplo, limpios y con luces y mecanismos que le permitan a los ciudadanos denunciar.

Ante la idea de que el proceso de paz aumentó los niveles de inseguridad, Éder explicó que gran parte de la inseguridad de la ciudad se debe  a que “Cali está muy cerca de las zonas de cultivos ilícitos”. Mientras que Hoyos aseguró que “lamentablemente el acuerdo de paz coincide con el aumento de los cultivos ilícitos, hay que combatir el narcotráfico,no se debió renunciar a la fumigación”.

Además, hablaron de la influencia de los venezolanos en la seguridad, de acuerdo con Hoyos, no han afectado los índices de inseguridad y ambos coincidieron en que es más una percepción que una realidad.

Sobre la restricción a parrilleros de motocicleta, los candidatos afirmaron que si bien a sido una buena medida, no puede ser la única opción que se tenga en cuenta.

Finalmente, ambos candidatos destacaron cuál es el principal delito que afecta a estas ciudades; en el caso de Cali, de acuerdo con Éder, los homicidios, mientras en Bogotá, según Hoyos, es el hurto simple.