Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Familiares de secuestrados les piden mantener la fe

Después de ver con cadenas y candados atados al cuello de sus seres queridos, las familias de dos uniformados secuestrados por las Farc y cuyas pruebas de vida se conocieron ayer, expresaron en La W su tristeza y les pidieron mantener la fe para que dentro de poco puedan recuperar su libertad.

Después de ver con cadenas y candados atados al cuello de sus seres queridos, las familias de dos uniformados secuestrados por las Farc y cuyas pruebas de vida se conocieron ayer, expresaron en La W su tristeza y les pidieron mantener la fe para que dentro de poco puedan recuperar su libertad.

Desde hace seis años, la familia del sargento Luis Alfredo Moreno, desde Pasto, explicó que no recibía pruebas de vida desde que fue secuestrado en la toma de MIraflores hace 11 años.

Así lo expresó su madre, Maria Concepción Chagüeza, una humilde mujer nariñense que jamás llegó a pensar ver a su hijo de esa manera.

"Es el clamor que nos escuchen a las madres, amigos y el pueblo colombiano que nos los devuelvan sanos y salvos y estamos ansiosos esperándolos. Por favor, no los tengan amarrados ni encadenados porque no son animales, lo que más les pedimos es que no nos los muestren asi porque para una madre es muy duro ver a su hijo en esa forma", señaló la angustiosa madre en medio de un prolongado llanto.

Indicó que cuando recuperó su libertad el ex gobernador del Meta Alan jara le manifestó que su hijo estaba con vida y que no perdía la fe en algún día volver con su familia.

"Gracias a Dios todos me han traido buenas noticias de él y ahora lo creo porque ahi demuestra en esos bordados el amor por las personas", indicó al referirse a los bordados que su hijo hizo en honor a varios símbolos, entre ellos el deportivo Pasto y Juanes.

La señora Chagüeza mantiene la fe en poder ver pronto a su hijo de quien gracias a su sueldo vive junto con su familia.

Por su parte, Blanca Nelly Cortés familiar del sargento Luis Arturo Arcia, secuestrado hace 11 años en la toma de El Billar en Caquetá recordó la manera como vivió su niñez en Tunja al lado del militar y aseguró que su madre adoptante está un poco delicada de salud, pero a pesar de ello no le impide mantener la fe para ver al sargento en libertad.