Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Fiscalía alerta por traslado de prisión de jefe de las Bacrim

Investigadores de la Fiscalía General prendieron las alarmas por el posible traslado del centro de reclusión de un jefe de las bandas criminales.

Imagen de referencia. Foto: Colprensa

Se trata de Juan Manuel Borré, señalado de ser el jefe de la banda criminal “Los Rastrojos Costeños”, quien se encuentra recluido en un pabellón de alta seguridad en la penitenciaría Picaleña, en Ibagué. De acuerdo con las informaciones este hombre podría ser trasladado a una cárcel en Valledupar.

Las autoridades judiciales consideran que ese traslado no es conveniente porque este hombre, además de ser jefe de esta banda criminal, es señalado de liderar grupos dedicados a la extorsión precisamente desde las cárceles del país. Además, según los organismos de inteligencia, en la cárcel de Valledupar estarían miembros de su organización criminal y esto podría facilitar sus acciones delictivas. Con todo esto, ahora las autoridades penitenciarias están revisando el caso.

(Le puede interesar: Fiscal asegura que justicia ordinaria será la encargada de investigar a las bacrim)

Borré es investigado por varios delitos, entre ellos homicidio y concierto para delinquir. Es más, la Fiscalía prepara  una imputación de cargos contra Juan Manuel y su hermano Brayan  Borré por el delito de falso testimonio, pues han sido señalados de hacer parte del llamado “cartel de falsos testigos”, donde han entregado versiones contra distintas personas a cambio de millonarias sumas de dinero, todo esto de acuerdo con las investigaciones del organismo investigador y de la Procuraduría General de la Nación, que ha solicitado en varias oportunidades esta imputación de cargos.

La Fiscalía detectó varios expedientes judiciales donde aparecen los nombres de los hermanos Borré y donde están denunciados algunos funcionarios de la entidad, entre ellos un fiscal, que los habría favorecido en algunos casos y que hace unas semanas terminó siendo retirado por la Fiscalía. 

Los investigadores ya han encontrado más de 12 denuncias en contra del hoy ex funcionario donde aparece comprometido con actividades ilegales relacionadas con actos de corrupción en razón a su cargo. Todo esto ya está siendo valorado por la propia Fiscalía que además detectó que las denuncias en contra de este fiscal,  de manera sorprendente, estaban prácticamente “archivadas” y no se investigaban. ¿Quién o quiénes estaban detrás de todo esto?, es lo que hoy investiga la Fiscalía.

La orden de la Fiscalía es desarchivar estos procesos que serán trasladados de la Costa a Bogotá para tomar decisiones con transparencia e imparcialidad. 

Incluso los investigadores han detectado que los Borré además de 'trabajar' con este fiscal, contaban con la colaboración de otros funcionarios judiciales, a quienes la Fiscalía también ya está rastreando para judicializarlos en los próximos días.

Un video comprometedor 

Hace unas semanas se conoció un escabroso video en donde aparece Juan Manuel Borre, excluido de la Ley de Justicia y Paz, hablando de la compra de fusiles para cometer delitos y asegura que va a volver a trabajar “en unas faenas en Barranquilla” y que necesita “el maicito que le había dado a guardar”.

En el mismo, le responde que tiene esos elementos escondidos en la zona de frontera. Le dice que si le puede enviar dinero para que compre unos ‘lapiceritos’ (fusiles) de los ‘manchaditos’ (uniformados) “Que sean de los más chiquitititos, que sean de asalto para maniobrar la vuelta bien en la calle”, señala Borre en la conversación grabada en video. Añadió que los consiguiera más baratos porque el precio inicial de 12 millones cada uno era cuando estaban nuevos, pero que ya habían salido hace tres años.

Por ahora, las autoridades ya han podido avanzar en toda esta  investigación de cómo ingresó el celular a la celda y cómo habla tan confiado sobre un plan criminal y sin ningún control.  

La información que tienen los investigadores es que al parecer el teléfono celular habría llegado hasta la celda con la complicidad del fiscal, de quien su caso ya está documentado y lo tienen plenamente identificado.  Lo más grave, es que la conversación criminal se habría dado en medio de una diligencia judicial. Los investigadores ya cuentan con pruebas contundentes de que esto habría sido en medio de este escenario con la complicidad del fiscal. 

También se sabe que en distintas oportunidades, los organismos de seguridad ya han decomisado celulares en prisión a este hombre, Juan Manuel Borre y a su hermano.

Se cree que por medio de estos, los reclusos estarían realizando extorsiones desde la prisión en complicidad con funcionarios judiciales, personas allegadas a ellos y a su familia. Razón por la que los relacionan con el cartel de los extorsionistas desde la cárcel.

La Procuraduría y la Fiscalía, además de investigar a los hermanos Borre por pertenecer al cartel de falsos testigos,  han descubierto que aceptaron de manera irregular los crímenes de más de 700 personas en el país. Esto, dicen las autoridades, lo hacen como un ´negocio' a cambio de millonarias sumas de dinero.