Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan David Cardozo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Fiscalía pide máxima condena contra la ex directora del IDU y ex contralor distrital

La condena podría alcanzar los 20 años de prisión por los presuntos actos de corrupción en la contratación de obras de Transmilenio.

Fiscalía pide máxima condena contra la ex directora del IDU y ex contralor distrital . Foto: Colprensa

 

La Fiscalía General de la Nación, de conformidad con la gravedad de los hechos, solicitó al Juzgado 10 Penal de conocimiento de Bogotá, proferir la máxima pena contenida en la ley colombiana por delitos de corrupción en contratos, en contra de la exdirectora del  Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Liliana Pardo Gaona y del ex contralor distrital Miguel Ángel Moralesrussi.

El fiscal delegado en este caso de contratación, al hacer la solicitud advirtió que estos funcionarios intencionalmente desconocieron los fundamentos de selección objetiva y planeación sin alguna justificación.

Agregó que fue burlada plenamente la Ley 80 de contratación, y con todo eso, se considera que la pena debe ser superior a los 20 años de prisión, porque fueron  afectadas de manera profunda y negativa las finanzas del distrito.

La condena contra Pardo Gaona corresponde a tres conductas de peculado por apropiación, dos por contratos sin el lleno de los requisitos legales y dos por interés indebido en la celebración de contratos.

Entretanto, Moralesrussi fue condenado por concusión en modalidad de continuada,  por el daño a la administración pública.

“Fueron cinco contratos derivados de la Fase III de Transmilenio, dos contratos de la malla vial y 3 de valoración, es decir por el daño,  la gravedad e intensidad del dolo”, sostuvo el delegado del ente acusador.

Al terminar la audiencia, el despacho judicial consideró que la Fiscalía General demostró con certeza y más allá de toda duda, la responsabilidad penal de los exfuncionarios en lo que respecta a los contratos de consultoría 129 y 133 de 2005, con el objeto de adelantar la fase III de Transmilenio, y los contratos de obra 134 al 138 de 2007.

Los hechos

De acuerdo con la Fiscalía, la exdirectora Pardo Gaona incurrió en ilícitos “en por lo menos 10 contratos en cuanto al cumplimiento de los requisitos legales, 3 presuntos ilícitos en los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, 4 peculados por apropiación y 6 presuntos prevaricatos por omisión”.

El ente acusador demostró que debido a las omisiones del IDU, el contratista no legalizó ni amortizó los anticipos de los contratos 071 y 072, lo que configura el peculado por apropiación.

Por su parte, la Fiscalía mostró al juzgador, que Moralesrussi incurrió en los delitos de interés indebido en la celebración de contratos por los hechos de 2008 con respecto a los contratos 137 de malla vial, 071 y 072, y otros relacionados con interventorías en el mismo periodo.

El sentido del fallo condenatorio 

De acuerdo con sentido de fallo condenatorio, en cabeza del excontralor Moralesrussi se realizó de manera dolosa calculada y tardía el ejercicio de revisión fiscal, de control y supervisión a los contratos con el único fin de  favorecer  a terceros”, agregó la juez al emitir la sentencia.

El juzgado halló mérito probatorio a los argumentos del delegado fiscal, que  demuestran que el excontralor realizó exigencias dinerarias por intermedio del señor Miguel Nule Amín para no ejercer su función encomendada por los ciudadanos.

Por esta razón, sostuvo el fiscal, el excontralor desconoció y defraudó la expectativa normativa e incurrió en el delito de concusión continuada en calidad de autor.

Moralesrussi permanece recluido en el pabellón de funcionarios públicos de la cárcel La Picota en Bogotá, mientras que Pardo Gaona permanece prófuga de la justicia.

En los próximos días se fijará la fecha de audiencia de lectura del fallo, en la que el juez dará a conocer el monto de la pena a imponer.