Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Herlin Solis, vendedora ambulante #UnaMujerW

Herlin Solis, tiene 54 años, y se hizo famosa por una multa puesta por la policía tras vender una empanada en la calle, esta es una mujer berraca, una mujer W.

Herlin Solis, 54 años, vendedora ambulante. Foto: W Radio

Herlin Solis, 54 años, vendedora ambulante.

Para pagar la multa que la hizo famosa, tendría que vender empanadas durante 40 días seguidos, sin fiar.

“Aquí yo vendo empanadas, empanaditas, la del comparendo es una que la bautice La Poderosa. Yo me gano 500 pesos en un producto, haga la cuenta, 20 o 30 empanadas, digamos que sean 100 empanadas, ¿cuánto es?”, cuenta Herlin


 

Además de hacer parte de los más de 80 mil vendedores informales en Bogotá, desde hace unos años Herlin lidia con una epilepsia que la tira al piso cuando menos lo espera.

“Me toca luchar con la enfermedad, de pronto con personas deshonestas que vienen y uno les hace la fianza y de pronto no le reconocen a uno”, asegura Herlin.

Lo que sí hay que reconocerle a Herlin es que ha hecho de todo:

“En restaurantes, en casas de familia, cuidando niños, siendo hasta celadora me tocó en un edificio”, relata esta mujer trabajadora.

Aun cuando las cosas pueden ser más difíciles para las mujeres en el mundo de la informalidad, Herlin no se rinde…

“Sea como sea uno tiene más necesidades a nivel corporal que un hombre. Aquí en la calle uno no encuentra uno un baño para una emergencia, y ya sabemos cómo le toca a uno”, denuncia Herlin.

Y ni por esas se siente menos.

“Nosotras las mujeres siendo barracas no nos amedrentamos, ya prácticamente le ganamos a los hombres en todo”, cuenta Herlin mientras ríe.


 

Hoy, en nuestro día internacional de la Mujer, escogimos a Herlin porque, a veces, el tesón más grande está en lo cotidiano, a pesar de la desigualdad que persiste, a pesar de que la tasa de desempleo en las mujeres sigue estando por encima del 11 por ciento, hay quienes como Herlin nos inspiran con su sonrisa.

Herlin Solís, vendedora ambulante es #unaMujerW