Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La ideología de género no ha pasado de moda: padre Daniel Bustamante

De acuerdo a la Conferencia Episcopal, lo que respaldan con esta fecha es que los padres tengan derecho a educar de acuerdo a sus principios, valores y creencias.

El padre Daniel Bustamante, director del Departamento de Familia en la Conferencia Episcopal de Colombia. Foto: Conferencia Episcopal de Colombia

El padre Daniel Bustamante, director del Departamento de Familia en la Conferencia Episcopal de Colombia, explicó que la Iglesia Católica se unirá a la celebración del Día Nacional de la Libertad para Educar, el viernes 10 de agosto, entre otras razones, porque consideran que hay riesgo de imposición de la llamada 'ideología de género'.

"La ideología de género no ha pasado de moda. Ya lo vemos en las leyes que aprobó el antiguo gobierno, que van en contra de lo que es verdaderamente la familia. Creemos que la familia está constituida por hombre y mujer, no por personas del mismo sexo. Esto, sin querer juzgar a nadie, cada cual es libre de vivir su vida y sexualidad como quiera. Lo que nosotros animamos y promulgamos es el matrimonio entre un hombre y una mujer", aseguró el sacerdote.

De acuerdo a la Conferencia Episcopal, lo que respaldan con esta fecha es que los padres tengan derecho a educar de acuerdo a sus principios, valores y creencias.

"Hace dos años cuando se presentaron las cartillas que promovían la ideología de género, muchos padres salieron a protestar en contra de las cartillas. En ese entonces la Conferencia Episcopal quiso acompañar a las personas que protestaban contra esas cartillas. Lo que hacemos ahora esa unirnos nuevamente a esa conmemoración de hace dos años a seguir promoviendo la libre educación de los hijos", expresó Bustamante.

El manifiesto que dio origen a la fecha a la que se unirá la Iglesia, pide "acabar de una vez por todas con la discriminación y vulneración al derecho fundamental de los padres de familia para educar libremente a sus hijos según su conciencia, religión y cultos, amenazas ejercidas permanentemente a través de leyes, decretos, políticas públicas, opiniones propagandísticas e ideologías promovidas en América y Europa por el colectivo LGBTI".