Escuche ahora

Partida W

Con Juan Pablo Barrientos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La información desconocida de la multimillonaria demanda de Reficar en Estados Unidos

Inicialmente, en 2016, se dijo que la demanda de Colombia era por US$2.000 millones. Esta es la cifra que Reficar reclama actualmente.

La información desconocida de la multimillonaria demanda de Reficar en Estados Unidos. Foto: Colprensa

La agencia Primera Página tuvo acceso en Nueva York a información del tribunal de arbitramento que convocó Reficar contra la estadounidense Chicago Bridge & Iron, conocida como CB&I, por los sobrecostos en que incurrió en la ampliación y modernización de la Refinería de Cartagena, demoras y daños consecuentes en el proyecto.

Inicialmente, en 2016, se dijo que la demanda de Colombia era por US$2.000 millones. Ahora se sabe que Reficar está reclamando US$4.500 millones por daños.

Las audiencias de tribunal de arbitramento sólo comenzarán en 2020. Las audiencias de arbitraje estaban programadas para abril de 2019 en Nueva York, lo cual ya no será posible.

CB&I presentó contra Reficar una demanda de reconvención por aproximadamente US$250 millones. Con esa demanda busca que se compensen pagos no hechos por Reficar en la ejecución del contrato de ampliación y modernización de la Refinería.

Actualmente las partes están preparando declaraciones de testigos, informes de expertos y otras presentaciones que están programadas para ser presentadas al tribunal.

En diciembre de 2018, el tribunal de arbitramento emitió un laudo provisional – hasta ahora desconocido - que concluyó que no hubo pago de sobrecostos a Chicago Bridge & Iron, pero sí que se hicieron pagos excesivos al personal que trabajaba en la ampliación y modernización de Reficar.

Como se sabe, Reficar terminó costando US$8.326 millones, cuando inicialmente fue planeada por US$3.777 millones. La Contraloría General de la República determinó que los US$4.500 millones adicionales fueron a pagar mano de obra adicional ocasionada por la baja productividad que fue persistente a lo largo de toda la ejecución del proyecto.

Esos 4.500 millones de dólares son los que reclama Colombia a la firma estadounidense.