Escuche ahora

Salsa con Estilo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Laboratorio de Innovación Ciudadana por Paz acaba en soluciones y esperanza

El Laboratorio por la Paz concluyó hoy en Pasto (suroeste) luego de doce días de trabajo, que dieron lugar a soluciones concretas a problemas de comunidades del conflicto armado.

Laboratorio de Innovación Ciudadana por Paz acaba en soluciones y esperanza. Foto: Getty Images

Un total de 120 ciudadanos de catorce países desarrollaron durante este tiempo diez proyectos, elegidos entre cientos, que tenían como objetivo contribuir a la paz de Colombia y fueron aplicados en el departamento de Nariño, del que Pasto es la capital.

Esta es la cuarta edición del laboratorio, organizada por la Secretaría General Iberoamericana, la Alta Consejería para el Posconflicto y la Gobernación de Nariño, después de las realizadas en Veracruz (México), Río de Janeiro (Brasil) y Cartagena de Indias (Colombia). Las diez iniciativas estuvieron basadas en algunas cuestiones principales del posconflicto, como la protección de los derechos humanos y la convivencia. Algunas de ellas fueron la creación de prótesis personalizadas, fabricadas en máquinas de impresión 3D, para dos víctimas de minas antipersona o un "atrapanieblas" casero para conseguir agua potable sin dañar el medio ambiente. Otro de los proyectos fue el Sumak Kawsay, con el que se sentaron las bases para crear una escuela de comunicación en el pueblo indígena Inga en la que ellos cuenten su historia en el conflicto armado.

En el cierre del laboratorio, en el que los participantes y comunidades mostraron lo resultados de los proyectos, la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan aseguró que esta experiencia "demuestra la vocación del Gobierno colombiano de construir paz desde la ciudadanía".

"Las instituciones pueden hacer mucho pero las personas son las que dan contenido a la paz, lo hemos visto aquí con proyectos que pasaron del papel a la vida, eso solo lo puede hacer la gente", subrayó.

Por su lado, el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, afirmó que los proyectos "tienen el potencial de cambiar muchas vidas" y "contribuir" a que Colombia sea "un mejor país". Este laboratorio "supera todas las expectativas que habíamos tenido", aseguró Pardo en el evento de cierre. El gobernador de Nariño, Camilo Romero, recordó por su parte que "el alma de este laboratorio son los colaboradores" y "el cuerpo son las comunidades". Por último, el director del Centro Nansen para la paz y el diálogo, Alfredo Zamudio, exhortó al pueblo colombiano a dialogar y debatir, "una herramienta indispensable en la democracia".

"Es hacer un espacio para tu voz y también para la voz del otro (...) luego decides qué voz te sirve más para aprender", comentó.

Zamudio hizo también referencia a la necesidad de Colombia de crear una paz "inclusiva" para todos los grupos sociales, "sin discriminar por género, etnia, orientación sexual o discapacidad".

"Una Colombia incluyente vivirá en paz y desarrollo y podrá mostrar su ejemplo a otras naciones", zanjó.

Según anunció Grynspan, el próximo Laboratorio de Innovación Ciudadana se celebrará en Rosario (Argentina).