Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

No queremos que Uber se apague, sino que se legalice: Hugo Ospina

El presidente de la Asociación de Taxistas se refiere a la polémica en torno a la aplicación de taxis de lujo en el país.

Hugo Ospina en La W. Foto: La W con Vicky Dávila

A la espera del pronunciamiento del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que se encuentra revisando una acción judicial con la que el Ministerio de Transporte busca bloquear en el país la aplicación de transporte de lujo Uber, el Congreso archivó una de las iniciativas legislativas que buscaban legalizar el servicio por argumentar que la propuesta se encontraba mal presentada.

El representante a la Cámara Fredy Anaya lo confirmó así en su cuenta de Twitter:

El proyecto fue presentado por un grupo ciudadano del que hacían parte varios conductores de Uber y llegó al Congreso después de que se recogieran tres millones de firmas. No obstante, algunos integrantes de la Comisión Sexta de la Cámara ya habían mostrado su intención de archivar la iniciativa durante la discusión del proyecto de ley.

De esta manera, el debate sobre Uber sigue en pie y mientras el Ministerio de Transporte acude a vías legales para lograr el bloqueo de la aplicación en el país, el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) ha insistido en que, por cuenta del principio de neutralidad en la red, no debe bloquear aplicaciones.

En medio de esta polémica y en diálogo con La W, el presidente de la Asociación de Taxistas, Hugo Ospina, asegura que aunque Uber les enseñó a los taxistas a prestar un mejor servicio y que no desconocen que tienen un problema, eso “no justifica que se adopten formas de ilegalidad”.

“No queremos que Uber se apague, sino que se formalice”, indicó Ospina, al afirmar que el servicio de taxis de lujo “se volvió un negocio”.

Así, en defensa del servicio de taxis, el presidente de la Asociación de Taxistas advirtió que la gente prefiere Uber “porque es una tendencia, una moda” y que por eso la plataforma está “haciendo lo que quiere”. Sin embargo, Ospina aseguró que el Gobierno se encuentra implementando vehículos de lujo para los taxis, con el objetivo de mejorar el servicio y de atender las quejas de los usuarios por la inseguridad que representan vehículos como los Chevrolet Spark, conocidos como “taxi zapatico”.

Varias investigaciones, entre ellas un informe sobre simulaciones de colisión realizados por investigadores de la Escuela de Ingenieros y la Fundación LatinCab en 2016, han puesto en duda que estos vehículos cumplan con los estándares de seguridad en caso de accidentes. Dichos estudios sugieren, entre otras cosas, que sus ocupantes son más vulnerables a choques debido a que la ausencia de un baúl parachoques ocasiona que el chasis no amortigüe el impacto.

Por otra parte, Ospina hizo duras críticas al secretario de Movilidad de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo, al indicar que “persigue a los taxistas” y que su dependencia “es mediocre y no funciona”, pues según él, los taxistas ya no se reúnen con él.

De esta manera, Ospina ofreció disculpas a los usuarios por cuenta de las quejas que ha recibido por mal servicio, y añadió que los conductores de taxi también se encuentran en crisis por las dificultades de su trabajo.

Así las cosas, si la decisión que se espera del Tribunal Administrativo de Cundinamarca se opone a las intenciones del Ministerio de Transporte, la legalidad de plataformas digitales como Uber seguirá generando un alto debate en el país hasta que no se tome una decisión jurídica que establezca cómo deben operar este tipo de servicios.