Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Nuevo foco de aftosa afectará las exportaciones cárnicas del último trimestre del año

La afirmación fue hecha por el gremio ganadero Unaga quien de paso hizo varias recomendaciones al Gobierno para afrontar el nuevo foco de fiebre aftosa que se presenta en Boyacá.

Nuevo foco de aftosa afectará las exportaciones cárnicas del último trimestre del año. Foto: Colprensa

Con la aparición de un nuevo brote de fiebre aftosa en la zona de contención sanitaria realizada por el Ica, desde los brotes que se registraron en 2017, se volvieron a encender las alarmas sobre los impactos económicos que este nuevo foco le dejará a la ganadería colombiana.

Y Frente al escenario, para Ricardo Sánchez, presidente de la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas de Colombia, Unaga, el impacto inmediato recaerá sobre las exportaciones que el país realiza de ganado en pie y de carne en canal, y habrá fuertes implicaciones sobre la actividad comercial del sector durante 2019, pronunciamiento que es totalmente contrario al que en su momento realizaron el Instituto Colombiano Agropecuario y el Ministerio de Agricultura frente al tema.

Sanchez en su pronunciamiento dijo que “El nuevo foco aftoso tendría una incidencia inmediata en el sacrificio para exportaciones principalmente, durante los próximos tres meses (último trimestre del 2018) en un volumen equivalente a 30.000 cabezas, que representan casi 10% del sacrificio”

Así mismo, según Unaga, espera que haya un efecto similar de precios a la baja por parte de los proveedores de los frigomataderos en un 10% y el mismo porcentaje en los precios de mercado bovino en general. Sánchez señala que “el mayor impacto negativo del foco sería en 2019, ya que se frenaría el dinamismo en las exportaciones en canal, e indirectamente, en las que se realizan en pie, por la pérdida del estatus sanitario”.

En su análisis sobre el futuro de las exportaciones ganaderas de Colombia, el gremio ganadero manifestó que a esto se suma el menor dinamismo que viene registrando el mercado interno, algo que puede acentuar los precios a la baja en el ganado bovino. Sin embargo, es previsible que el sacrificio total tenga una variación favorable en al cierre de 2018, con relación al año anterior, debido a la positiva evolución de las exportaciones bovinas en meses anteriores, con un incremento de 10%.

Es por esto que el dirigente gremial recomienda a las autoridades:

1. Definir un estado de emergencia sanitaria bovina, a partir del cual se prevean apoyos institucionales y financieros para un período de seis meses, los cuales permitan mantener la actividad de los productores, los transformadores y los comercializadores.

2. Realizar una ofensiva diplomática para los mercados de ganado en pie y en canal acreditando la excelencia de las zonas ganaderas protegidas para exportación, así como reforzar las barreras que amenacen por contrabando o abigeato las zonas de excelencia acreditadas.

3. Redefinir, consolidar y acreditar las zonas de excelencia sanitaria para exportación, con mayores controles al contrabando, sacrificio ilegal y apoyo a los frigomataderos y proveedores primarios.

4. Empoderar a los comités de ganaderos locales y regionales, así como a las UMATAS y agentes privados para poder estructurar comités de seguimiento de la condición sanitaria en las zonas.

5. Crear estímulos para estructurar mercados externos en pie estables en el tiempo.

6. Es urgente afrontar el sacrificio clandestino, así como la revisión del Decreto 1500 y las estrategias de ejecución.

7. Se requieren medidas para compensar a los ganaderos afectados por la prolongación de la zona de contención, mediante alivios en los créditos de fomento y suministro de créditos a largo plazo para capitalización en los predios y generación de ingresos complementarios

8. Apoyo a los mercados internos mediante promoción en el consumo y desarrollo de nuevos mercados de interés, tales como el turístico.