Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Nuevos procesos de responsabilidad fiscal por pagos Hemofilia y enfermedad Von Willebrand

Los casos involucran a los departamentos de Caquetá y Bolívar. Dichos procesos cursan por más de $27.000 millones.

La Contraloría General de la República evidenció irregularidades en pagos relacionados con las enfermedades de hemofilia y de Von Willebrand. Foto: Colprensa

La Contraloría General de la República evidenció irregularidades en pagos relacionados con las enfermedades de hemofilia y de Von Willebrand, pero que se originaron en los departamentos de Caquetá y Bolívar, dando origen a procesos de responsabilidad fiscal por más de $27.000 millones de pesos.

En el departamento de Caquetá, el ente de control auditó los contratos suscritos por la Gobernación, con las empresas Suiphar de Colombia S.A., y con Distrimedical’s S.A.S., para el suministro del medicamento Factor VIII de alta pureza enriquecido con Factor de Von Willebrand.

Los contratos se suscribieron por la suma total de $7.433 millones, pero con destino a la atención de cinco usuarios diagnosticados de hemofilia severa, dejando en evidencia que la Secretaría de Salud de Departamental no verificó ni corroboró la veracidad de las historias clínicas aportadas por cada uno de los usuarios.

Con esto, se permitió el pago con base en documentos que no fueron emitidos por las IPS, tal y como lo pudieron certificar el Hospital Universitario Hernando Moncaleano Perdomo, la Unidad Oncológica Sur Colombiana, el Hospital María Inmaculada, así como los supuestos médicos tratantes.

En el caso de la Gobernación de Bolívar, la Contraloría General de la República, desde su Unidad Anticorrupción, abrió igualmente un proceso de responsabilidad fiscal al evidenciarse que la Secretaría de Salud Departamental realizó una serie de pagos en cuantía superior a los $20 mil millones de pesos, por la supuesta atención integral de pacientes hemofílicos, que deberían haber sido asumidos por las EPS donde los mismos se encontraran afiliados, teniendo en cuenta que los servicios médicos para el tratamiento integral de dicha enfermedad, se encontraban cobijados dentro del POS.