Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Procuraduría destituyó e inhabilitó al ex secretario de la Gobernación de San Andrés

César Bryan permitió la ejecución de un contrato sin que se aprobaran las modificaciones a las pólizas de garantías.

La Procuraduría sancionó con destitución e inhabilidad por 15 años al exsecretario General de la Gobernación de San Andrés, César Augusto James Bryan. Foto: Colprensa

La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad por 15 años al exsecretario General de la Gobernación de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, César Augusto James Bryan (2012 – 2015), por irregularidades en la ejecución de tres contratos para brindar vigilancia y seguridad privada a las sedes de la entidad, por un valor superior a los $7.000 millones.

La investigación disciplinaria fue adelantada por la Procuraduría Regional de San Andrés y se refiere a los contratos 759 de 2013 y 1119 de 2014 suscritos por la gobernación con la Cooperativa Autónoma de Seguridad, Coautónoma C.T.A.,  y el 007 de 2015 firmado con la Unión Temporal CC SAI 2015.

Entre las irregularidades que encontró el Ministerio Público está el hecho de que James Bryan permitió la ejecución del contrato adicional 007 de 2015 sin que se aprobaran las modificaciones a las pólizas de garantías, cuando su función era vigilar que el contratista cumpliera con todos los requisitos exigidos para efectuar la actividad solicitada.

El exsecretario también fue hallado responsable disciplinariamente por no cumplir su  función de seguimiento y supervisión a los tres contratos, lo que ocasionó que el departamento cancelara la totalidad del valor pactado sin que los contratistas cumplieran con sus obligaciones.

El órgano de control también estableció que el entonces funcionario no publicó los documentos que dieron origen a los contratos en la página de contratación estatal Secop, conducta con la que desconoció los principios de transparencia y publicidad de la función administrativa, porque no fueron radicados en la oficina de sistemas del departamento, mientras que otros presentados fuera del término legal.

Para la Procuraduría, se desobedeció el deber funcional que le atribuyó el ordenamiento jurídico, toda vez que el servidor prestó juramento de cumplir bien y fielmente las funciones del cargo, situación que no cumplió en su calidad de supervisor de los tres contratos objeto de la investigación.

La decisión fue debidamente notificada y podría ser apelada por James Bryan.