Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Queremos limpiar el nombre de mi papá: hijas de Fernando Merchán

Olga Casallas y Karen Merchán, hijas del vigilante Fernando Merchán, hablan en La W sobre el caso de Yuliana Samboní.

Fernando Merchán, el vigilante del edificio Equus 66 en donde la niña Yuliana Samboní fue hallada sin vida el 4 de diciembre de 2016, fue encontrado muerto por una de sus hijas en el apartamento donde ambos vivían, en el sur de Bogotá, el 10 de diciembre de 2016.

Es decir, estos hechos ocurrieron apenas seis días después de que el cuerpo de Yuliana fuera encontrado en el cuarto de máquinas del jacuzzi en el penthouse de Equus 66, aproximadamente 12 horas después de que Rafael Uribe Noguera la hubiera secuestrado. Merchán era el celador de turno cuando Uribe Noguera ingresó a la niña al edificio.

En diálogo con La W, las hijas del vigilante, Olga Elizabeth Casallas Buitrago y Karen Lorena Merchán Buitrago, han afirmado que buscan limpiar el nombre de su papá puesto que ha sido señalado por la Fiscalía como coautor del crimen de Yuliana Samboní.

“Queremos que la Fiscalía se retracte de lo que dijo (…) no hubo presunción, directamente se acusó a mi papá”, expresan las hermanas.

Así mismo, relatan en La W que los videos que supuestamente prueban la coautoría del vigilante en el delito no corresponden al edificio Equus 66, sino a otro, a Equus 64. De esta manera, aseguran que los videos de seguridad del día en que ocurrieron los hechos nunca se los han dejado ver.

Por otra parte, confirman que la muerte de su padre sí se produjo por un suicidio debido a la presión que sentía encima. Además, mencionaron que el dueño de la empresa de seguridad había señalado a Merchán. “Lo que él temía era terminar preso por este caso (…) (él) huyó de esa posibilidad”, explican. Además, respecto a la carta que dejó Merchán antes de su muerte, relatan que tenía dos páginas, que pedía perdón por arruinarle la Navidad a su familia e insistía en que él era inocente “y Dios lo sabe”.

“Él no quería hablar de lo que pasó (con Yuliana) (…) lo único que él dijo (el día anterior a su muerte) es que no había visto a la niña (…) repetía “no quiero volver a la cárcel””, relatan.

Finalmente, las hijas de Fernando Merchán advierten que no buscan ningún tipo de remuneración económica ni en entablar una demanda, porque no han hablado de ello.

VER MÁS