Escuche ahora

Archivo W

Con Sebastián García


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Se deben aplicar medidas para salvar la institución de la Policía: general (r) Castro

El oficial pidió prudencia hasta que se conozcan los resultados de la investigación por la masacre de Tumaco.

El mayor general Héctor Darío Castro pidió prudencia hasta que se conozcan los resultados de la investigación por la masacre de Tumaco. Foto: Getty Images

(Escuche aquí la entrevista: "Hay que esperar resultados de la investigación y adoptar medidas para salvar la Policía")

El general (r) Héctor Darío Castro, presidente del Colegio de Generales de la Reserva Activa de la Policía, pidió que se tuviera prudencia y se espere a los resultados de las investigaciones por la masacre de Tumaco y dijo que, de comprobarse responsabilidad de uniformados, se deben “aplicar las medidas necesarias para salvar a la Institución”.

El oficial explicó que los policías viven según las condiciones de las zonas donde prestan servicio, por lo que en situaciones difíciles como las del área rural de Tumaco “puede que se descomponga una persona, se desubique y lo pueda llevar a las puertas de cometer un error”.

Agregó que los oficiales en retiro lamentan lo ocurrido en Tumaco, pero que no se debe prejuzgar a los uniformados pues “a la Policía le toca cargar con el peso de muchas circunstancias adversas que vive el pueblo colombiano, pero la Policía es un patrimonio de todos los colombianos, con vocación de servicio o entrega y no hay que echarle la culpa de todo”.

(Le puede interesar: Policías en retiro piden no se prejuzgue a uniformados vinculados con masacre de Tumaco)

La W conoció que los cerca de 30 uniformados que se encontraban en el puesto de erradicación donde se registró la masacre el 5 de octubre, llevaban cuatro meses sin que les hicieran rotación y en condiciones adversas, como dificultades para encontrar agua potable, asearse o llevar correctamente el uniforme. A esto se suma que en la base de Tumaco han sido atendidos cerca de 600 uniformados con enfermedades como leishmaniasis o gastroenteritis, sin que se tengan los medicamentos o insumos suficientes para atenderlos.

Ante esto, el general (r) Castro explicó que “la Policía comparte todas las limitaciones del Estado colombiano, como la falta de recursos. Pero nunca se ha negado a prestar un servicio, así sea en las condiciones más desfavorables. Cuando se ve a estos policías en Tumaco en esa forma, descompuestos, barbados, sin uniformes o sitio adecuado para que vivan, ellos están viviendo la pobreza y el abandono de esa comunidad, pero no por eso se pueden sustraer de la obligación de hacer acompañamiento en cualquier parte del país”.

Dijo que habría que analizar si hubo algún problema de mando o supervisión en este caso, pero que someterse a esas condiciones tiene que ver con el compromiso de cumplir la meta de erradicación de este año y la presión que esto supone. “De pronto en ese afán por lograr los resultados se desubica y comete algún error, entonces ahí es donde debe estar el comandante, el jefe, el Gobierno y el ciudadano ayudando a que se redireccione esa acción de la Policía, que es bien intencionada pero que ante la presión se puede llegar a desubicar”.

Sobre el relevo de 102 uniformados de la zona urbana de Tumaco, entre ellos el comandante de la Policía de ese municipio, dijo que habría que analizar si la pérdida de confianza en la institución es por parte de todos los habitantes, pues de lo contrario estas medidas pueden suponer una desmoralización en los uniformados que no estuvieron involucrados en el hecho. “Se está afectando es la institucionalidad y eso podría llegar a ser una desmotivación y se entra en un riesgo mayor para la seguridad que se vive en Colombia”, señaló.

Por último, sobre las declaraciones del vicepresidente de la República, general Óscar Naranjo, en las que pidió por ejemplo la suspensión de los uniformados involucrados en el hecho, dijo que “invitan a la reflexión, ver qué está pasando en la Policía pero no para entrar a analizar a la institución como tal, sino para que cerremos filas y cualquier hecho que afecte la solidez y el futuro de la Policía lo corrijamos a tiempo y no esperemos que si se genera una crisis afecte a la institución que es esencial para la vida de los colombianos”.