Escuche ahora

Partida W

Con Juan Pablo Barrientos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Se justifica el boicot, promovido en redes sociales, contra el Grupo Aval?

En Partida W, el economista Martín Jaramillo y la activista Mafe Carrascal debatieron sobre la iniciativa para protestar contra el Grupo Aval por el escándalo Odebrecht.

Martín Jaramillo y Mafe Carrascal debaten en Partida W. Foto: Partida WCon Juan Pablo Barrientos

Tras la iniciativa ciudadana que aupó en redes sociales a los ciudadanos a sacar su dinero de las entidades financieras que hacen parte del Grupo Aval, dado el descontento con ese conglomerado empresarial y su propietario Luis Carlos Sarmiento Angulo, por cuenta del escándalo de Odebrecht, llevó a que el superintendente financiero Jorge Castaño, calificara esta campaña de generar pánico económico.

La polémica llegó a la mesa de Partida W con el economista Martín Jaramillo y la activista política Mafe Carrascal.

Jaramillo argumentó que es irresponsable el boicot que se está promoviendo contra el Grupo Aval, porque se está afectando un bien público que, a fin de cuentas -según él-, terminará afectando a los ciudadanos que están cerrando sus cuentas de banco y fondo de pensiones con ese conglomerado. Dijo que dicha iniciativa estaba basada en información falsa y que, al contrario de lo que se esperaba con la intensidad de la campaña por redes sociales, las acciones de Aval han subido en el mercado. Expresó que la idea de llamar a un boicot es un claro sesgo contra el sector privado del país y la banca, ya que se estaba acusando a Luis Carlos Sarmiento Angulo de corrupción cuando eso no estaba comprobado judicialmente.

Carrascal, por su parte, dijo que para los activistas políticos que han impulsado la campaña #NoAlGrupoAval es un gran triunfo que, a través de las redes sociales, la ciudadanía ha podido empoderarse y empezar a cuestionar a los poderes que están tras lo hilos de Colombia. Fue enfática en que esta iniciativa no es contra la empresa privada o contra la banca, sino contra las prácticas dudosas -según ella- en las que está inmerso ese grupo económico y su propietario Luis Carlos Sarmiento Angulo. Señaló que el fondo del llamado a abandonar los bancos del Grupo Aval y su fondo de pensiones, es por una lucha contra la corrupción y por la ética que debe estar por encima de todo.