Escuche ahora

Perfiles W

Con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Tengo muchas esperanzas de que Colombia sea ejemplo de desarrollo: Nobel de Economía

Según el profesor universitario Paul Romer, Montería y Valledupar son ciudades capaces de recibir millones de nuevo residentes, "sólo tienen que idear un buen plan de integración".

Tengo un recuerdo muy claro de Montería, donde analizamos los barrios ilegales que luchaban para integrarse a las zonas urbanas: Paul Romer. Foto: Getty Images

Paul Romer, Nobel de Economía 2018 concedió, desde la Universidad de New York, su primera entrevista tras el anuncio de su premio, y lo hizo para hablar con La W Radio Colombia.

Romer, quien se desempeñó otrora como economísta en jefe del Banco Mundial, manifestó tener gran cercanía con Colombia gracias a su compañero de investigaciones Nicolas Garlaza, quien años atrás lo invitó a conocer sobre un proyecto de investigación que estudia la forma de integración a la sociedad urbana de individuos en Montería y Valledupar, investigación que para Romer resultó interesante y de provecho no solo para Colombia, sino para aplicar sus resultados en otras sociedades del planeta.

Precisamente, en diálogo con Julio Sánchez Cristo, destacó el trabajo que se adelanta en dichas ciudades en materia de integración, entendida como una fuente de crecimiento, y donde sus dirigentes se mostraron interesados en implementar políticas que les permita a los nuevos ciudadanos adaptarse al nuevo medio, desarrolando así el potencial de las ciudades para acoger a miles de nuevos pobladores que traigan con ellos nuevas oportunidades para la ciudad. 

Uno de los postulados que hacen famoso a Romer es su crítica al abuso de las matemáticas en la economía, refiriendose a la posibilidad de que, si bien las matemáticas sirven para presentar datos exactos, muchas veces se usan las cifras para esconder realidades, distrayendo con estadísticas que apuntan a sustentar supuestos que se quieren comprobar o de realidades de las que se quiere convencer. 

El economista  afirma que "ningún resultado explica per sé el mundo", y dice que como economísta, requiere de la visita al mundo real para sustentar o para hacer evidente las teorías que desde los escritorios se plantea. 

El profesor afirma que los científicos deben sintetizar sus ideas para poderlas materializar.

Sobre si la sociedad premia los nuevos conocimientos o la economía tradicional, el Nobel dice que pése a que siempre se crean buenos ambientes para los empresarios, es necesario dar espacio también a las ideas de las personas para darle valor en las ciudades, esto ayuda a desarrollar nuevas habilidades, incluidas aquellas que contribuyen al orden social.

Galarza, internacionalista de la Universidad del Rosario, con maestría en la Universidad de New York en planeeación Urbana manifestó conocer al profesor desde el años 2013, donde el Nobel se desempeña como docente investigador, también partició del diálogo para intentar aterrizar algunos de los pensamientos de Romer al a actualidad de Bogotá.

Romer se manifestó interesado en ver como el crecimiento de las ciudades se consolida en una oportunidad de desarrollo. El Nobel se manifestó interesado en el estudio de ciudades intermedias, teniendo en cuenta la migración de los rural a lo urbano por diferentes causas incluida la migración por la crisis en Venezuela. 

Según Romer, la concentración en lasciudades contribulle a disminuir el daño ambiental dada la optimización de recursos, el mejor trato de los residuos y la racionalización del consumo del agua.

Para Galarza, las ciudades deben redencificarse, no sin dejar de lado acciones concretas para ordenar su crecimiento.  Señala que Colombia debe en vez de pelear contra la migración urbana, debe planearla y ver en aquel fenómeno una oportunidad para el desarrollo. 

 

Le puede interesar: