Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

31-16 Francia se pasea ante Brasil en el estreno de su Mundial

Francia apabulló a una timorata Brasil (31-16) en el estreno del tercer Mundial que organiza en su historia, un buen inicio para la defensora del título que parte como principal favorita para la victoria final.

Luis Miguel Pascual

París, 11 ene (EFE).- Francia apabulló a una timorata Brasil (31-16) en el estreno del tercer Mundial que organiza en su historia, un buen inicio para la defensora del título que parte como principal favorita para la victoria final.

Los anfitriones no tuvieron piedad de la campeona panamericana, que les puso las cosas más difíciles hace cinco meses en los octavos de final de los Juegos de Río, que aparecen por el momento como la mejor actuación histórica del combinado masculino brasileño.

Brasil no dio la talla ante una entusiasta Francia, animada por su público y deseosa de entrar con buen pie en una competición que quieren ganar tras dos derrotas consecutivas, en el Europeo y en los Juegos, que han herido el orgullo de la mejor generación del balonmano galo.

Bien sustentados en su defensa y con un inconmensurable Thierry Omeyer bajo los palos, que detuvo tres de cada cuatro disparos brasileños, los franceses pusieron la primera piedra de lo aspiran a convertir en su sexto mundial, el segundo ganado en su territorio, tras el de 2001.

De aquella gesta solo quedan dos supervivientes, Daniel Narcisse y el propio Omeyer, que a sus 40 años muestra una frescura que contrasta con su aspecto, coronado de sus escasos cabellos canosos.

El portero rivaliza incluso con Nikola Karabatic en carisma y apoyo de la entusiasta afición que abarrotó el Arena de Bercy, el mismo escenario, aunque remodelado, de su triunfo en hace 16 años.

Bien cuidado el aspecto defensivo, Francia se puso en manos de sus valores seguros en ataque para alzarse con la victoria.

El combinado brasileño asistió impotente a la gesta francesa, incapaz de frenar la sangría goleadora y de perforar el muro galo.

A los 10 minutos el marcador reflejaba un 7-2 que obligó al técnico Washington Silva a arriesgar el todo por el todo, aferrándose a la regla que le permite jugar sin portero, un recursos a la desesperada llamado a convertirse en el clavo ardiendo que buscarán las naciones más modestas para tratar de desestabilizar a las más poderosas.

Pero ni con esas fueron capaces de cambiar el signo de un partido que les fue aciago. Incluso por momentos rozaron el ridículo, como cuando en una pérdida de balón Daniel Narcisse se encontró solo ante la meta brasileña desprovista de portero.

Silva rectificó y volvió a la ortodoxia del balonmano, que en el actual contexto muestra la gran falla que separa a Francia de Brasil.

Tal era la diferencia que el público se divertía haciendo la ola y comprobando si el presidente, François Hollande, presente en el palco, les seguía en su divertimento.

El técnico francés, Didier Dinart, por su parte, dio descanso a algunas de sus estrellas sabedor de que el camino hasta la final del próximo 29 de enero es todavía largo.

También aprovechó para ensayar el juego sin portero que le puede servir para el futuro.

- Ficha técnica:

31 - Francia: Omeyer; Abalo (2), Narcisse (3), Porte (6), N. Karabatic (3), Sorhaindo (2), Guigou (3) -equipo inicial-, Nyokas (3), Dipanda (3), Fabregas (1), L. Karabatic (1), Accambray (1), Mahe (-), Gerard (ps) (1), Remili (2)

16 - Brasil: Almeida; Novais (1), Teixeira (3, 1p), Candido (1), Toledo (5), Pozzer (-), Langaro (-) -equipo inicial-, Ponciano (-), Moraes (-), Ceretta (-), Guimaraes (-), Chiuffa (2), Torriani (1), Silva (2), Santos (ps) (1).

Marcador cada cinco minutos: 4-1, 7-2, 8-3, 12-5, 15-6 y 17-7 (Descanso) 20-7, 21-8, 25-10, 27-11, 28-14 y 31-16 (Final)

Árbitro: Bojan Lah (ESL). Excluyeron por dos minutos a Sorhaindo, Luka Karabatic, Porte y Accambray por Francia, y a Texeira, Moraes (dos veces) por Brasil.

Incidencias: Partido inaugural del Mundial de Francia disputado en el Accorhotels Arena de París ante más de 15.000 espectadores, entre ellos el presidente francés, François Hollande. EFE