Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El Fuego Centroamericano sigue recorriendo los municipios del Atlántico

Los atlanticenses están ilusionados y dichosos, ya que quedan pocos días para que comiencen los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Este 10 de julio la llama recorrió las calles de cinco municipios y en cada uno de estos fue recibido por sus habitantes y distintas muestras culturales tradicionales.

La jornada arrancó en Campo de la Cruz tras la llegada de la antorcha proveniente de Suan. El joven beisbolista Máicol Narváez la recibió y se la llevó al ex futbolista de Junior y América de Cali, Wulfran Cervantes, tras pasar por una calle de honor que los esperaba en el coliseo del Parque Estadio.

Custodiado por la Banda Rítmica de Puerto Giraldo, el futbolista Raúl Escobar se puso a la cabeza de la caravana, a la llegada al municipio de Candelaria. En la Plaza Municipal le hizo entrega de la antorcha al alcalde Javier Rodríguez y al director técnico de fútbol, Didier Domínguez. La siguiente parada fue en Ponedera. Rodrigo Rodríguez, profesor de Educación Física y entrenador de clubes deportivos, desfiló el Fuego Centroamericano.

Manatí también dijo presente y respondió de qué manera. Cerca de 300 personas acompañaron al ex futbolista del América de Cali, José González en el camino a la iglesia de San Luis Beltrán, ondeando banderas y carteles que daban la bienvenida a los Juegos.

El último municipio del día fue Sabanalarga. Los atletas experimentados Nibaldo Fritz y Alberto Ortiz tuvieron el honor de prender el pebetero en la Plaza Central, donde reposará hasta ser llevada a Campo de la Cruz.