Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El fútbol de El Salvador volvió a tener protagonismo en la Copa Oro

La selección de El Salvador, que participa por décima vez en la Copa Oro, llegó de la manera más discreta a la decimocuarta edición del mejor torneo de la CONCACAF, pero solo ha necesitado tres partidos para tener protagonismo.

Cleveland (EE.UU.), 17 jul (EFE).- La selección de El Salvador, que participa por décima vez en la Copa Oro, llegó de la manera más discreta a la decimocuarta edición del mejor torneo de la CONCACAF, pero solo ha necesitado tres partidos para tener protagonismo.

Llegó para jugar dentro del grupo C junto con el campeón defensor, México, Jamaica y la debutante Curazao, con el objetivo de al menos superar la primera ronda, algo que ya había logrado en cuatro ocasiones anteriores.

Pero sobre todo demostrar, que el nuevo proyecto que lidera el técnico colombiano Eduardo Lara desde diciembre del 2016 va por buen camino, de cara a que El Salvador recupere el lugar que se merece dentro del fútbol centroamericano.

Lara, un caleño de 57 años, con gran experiencia en el fútbol de selecciones de su país, que antes de llegar al primer equipo de La Selecta ya había estado con la Sub-20, antes de llegar al torneo ya había adelantado que el equipo iba a hacer un fútbol de calidad.

Después de los tres partidos que disputó en la fase de grupos, en la que perdió 1-3 con México después de haber jugado un gran fútbol en la primera parte, ganó 2-0 a Curazao y empató a 1-1 frente a Jamaica, El Salvador dejó plasmado en el campo que ha dejado atrás todos los graves problemas que arrastró en los últimos años y mira hacia un futuro mucho más brillante y optimista.

De momento con cuatro puntos logró el pase a los cuartos de final, quinta vez que lo consigue, la anterior vez que lo logró fue en la edición del 2013, cuando perdió por 1-5 frente a Estados Unidos, el mismo rival que va a tener el miércoles en el duelo que mantendrán en el Lincoln Financial Field de Cleveland.

El duelo será el sexto que ambas selecciones van a tener en la competición de la Copa Oro, con cinco victorias de Estados Unidos en la anteriores.

Pero ni las estadísticas ni la condición de Estados Unidos como equipo favorito, le va a quitar a El Salvador llegar con el convencimiento que puede seguir haciendo buen fútbol y creciendo.

Eso es lo que han demostrado Los Cuscatlecos en la primera ronda al marcar cuatro tantos y recibir los mismos en su portería.

Nada de lo anterior preocupa a Lara, que tiene toda la confianza puesta en jugadores como Nelson Bonilla, Rodolfo Zelaya, y Darwin Cerén, entre otros.

Todos ellos le demostraron que han crecido futbolísticamente bajo su dirección, que saben estar en el campo, moverse sin balón y lo tocan con gran técnica.

Esas fueron las claves que en la primera parte del duelo frente a México se mostrasen superiores al Tricolor, luego comenzaron a perder poder físico y eso hizo que México se aprovechase para sentenciar el partido.

Pero El Salvador supo reaccionar en el siguiente partido frente a Curazo, el mismo equipo que bailó a México en el cierre de la competición de grupo, y logró una gran victoria por 2-0.

Su ir a más en el torneo quedó plasmado en el tercer partido que disputaron frente a los Reggae Boyz de Jamaica, que tuvieron siempre bajo control, y se pusieron también por delante en el marcador, pero un penalti hizo que al final se diese un empate que no reflejó lo ocurrido en el césped del Alamodome de San Antonio, donde se disputó el partido.

Lara y los jugadores del El Salvador son conscientes que los grandes favoritos en el duelo frente a Estados Unidos es el equipo local de las barras y las Estrellas, pero también como profesionales saben que el mismo hay que jugarlo.

"Si hacemos nuestro fútbol, ambos equipos nos conocemos bien, tendremos posibilidades de lograr un resultado positivo, y lo importante es que salgamos al campo con la confianza y determinación que podemos conseguir la victoria", destacó Lara, que de momento ya ha conseguido el gran éxito de colocar a El Salvador entre los ocho mejores de las CONCACAF.EFE