Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Hivert gana en La Camperona y se coloca líder de la Vuelta a Castilla y León

El francés Jonathan Hivert (Direct Energie) fue fiel a sus principales virtudes, experiencia, constancia e inteligencia, ganó en el alto de La Camperona (León) la segunda etapa de la XXXII Vuelta Ciclista a Castilla y León y es el nuevo líder de la carrera.

Alto de la Camperona (León, España), 20 may (EFE).- El francés Jonathan Hivert (Direct Energie) fue fiel a sus principales virtudes, experiencia, constancia e inteligencia, ganó en el alto de La Camperona (León) la segunda etapa de la XXXII Vuelta Ciclista a Castilla y León y es el nuevo líder de la carrera.

La etapa, que partió de Velilla del Río Carrión (Palencia), tuvo 166 kilómetros de recorrido.

Hivert, de 32 años, corredor secundario en la mayoría de equipos galos en los que ha estado y que ha disputado con discretos resultados tres veces el Tour de Francia, aprovechó su fortaleza final para imponerse al español Jaime Rosón (Caja Rural Seguros RGA), de 24 años, y arrebatarle la etapa.

En todo caso, el triunfo en la ronda queda abierto a lo que suceda en la tercera y última etapa de mañana entre Ponferrada y León, de 145 kilómetros y perfil llano.

Desde el inicio se vio a un pelotón inquieto, sin que el líder Alexander Evtushenko y su equipo Lokosphink controlaran demasiado, dejando esa labor a otras escuadras más poderosas como el Movistar.

De esta manera, los más aventureros empezaron a probar, como Pablo Torres (Burgos BH) o Carlos Antonio Jiménez, del equipo boliviano, quienes disfrutaron de las primeras rentas de segundos antes de empezar a picar hacia arriba el terreno.

Las tres subidas sucesivas a los altos de Picones, Pandetrave y Panderrueda permitieron también otras escaramuzas, alguna más numerosa, con grupos de 9 y de hasta 22 integrantes, aunque sin que alcanzaran rentas más allá del puñado de segundos.

El italiano Marco Frapporti (Antoni-Sidermec-Bott) se fue decidido a falta de 50 kilómetros para la línea de meta, sin preocuparse por la temible subida final a La Camperona.

De manera progresiva el corredor transalpino fue poniendo tierra de por medio con el pelotón, que tardó en reaccionar, hasta que el Movistar empezó a tomarse en serio la escapada, que superó los 3 minutos de margen, y a falta de unos quince kilómetros el ritmo del equipo más fuerte de la carrera empezó a imponer su ley.

El corredor de 32 años de Gavardo (Italia), que no ha dejado de ser un gregario con papeles poco relevantes en el Giro de Italia, única prueba de las grandes vueltas en las que ha participado, fue pagando su osadía y en un puñado de kilómetros vio frustrado su intento, todavía con 8 kilómetros por disputarse.

Los más fuertes del pelotón empezaron a posicionarse y se formó un grupo cabecero de unas 40 unidades para jugarse la victoria en la etapa y el liderato.

Jaime Rosón fue valiente, jugó sus bazas, se escapó, parecía que lo tenía todo en sus manos, pero Hivert fue más hábil y se adjudicó la etapa. EFE

1010625

fps/lm/erbq/ism