Escuche ahora

Archivo W

Con Sebastián García


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Inglaterra toma ventaja en la carrera por las semifinales

Inglaterra tomó ventaja en la pugna por el liderato del grupo A del Europeo Sub-21 de Polonia al vencer por 1-2 a Eslovaquia, en una jornada en la que Suecia, vigente campeona, complicó su camino a la siguiente ronda al empatar 2-2 con Polonia, que igualó con un penalti en el tiempo añadido.

Redacción deportes, 19 junio (EFE).- Inglaterra tomó ventaja en la pugna por el liderato del grupo A del Europeo Sub-21 de Polonia al vencer por 1-2 a Eslovaquia, en una jornada en la que Suecia, vigente campeona, complicó su camino a la siguiente ronda al empatar 2-2 con Polonia, que igualó con un penalti en el tiempo añadido.

Una pena máxima, transformada por el delantero Dawid Kownacki, que permite a Inglaterra, que se medirá con Polonia en la última jornada, afrontar el último turno con un punto de ventaja sobre Eslovaquia, dos sobre Suecia y tres sobre Polonia.

El conjunto polaco se salvó de la eliminación en el último segundo, gracias al penalti convertido por Kownacki, que evitó la derrota (2-2) de los anfitriones en un choque en el volvieron a caer en los mismos errores que ya les condenaron (1-2) en su estreno en el torneo ante Eslovaquia.

Si ante los eslovacos Polonia apenas necesitó 53 segundos para adelantarse en el marcador, hoy los anfitriones ya tenían ventaja a los 6 minutos, gracias a un gol del centrocampista Lukasz Moneta.

Pero como ocurrió en la primera jornada, la selección polaca se fue diluyendo con el transcurrir de los minutos, una circunstancia que no desaprovechó Suecia para dar la vuelta al tanteador antes de llegar al descanso.

Los goles del delantero Carlos Strandberg, que firmó el 1-1 a los 36 minutos, y del defensa Une Larsson, que estableció a los 41 el 1-2, al rematar completamente solo un saque de esquina, parecieron condenar a los anfitriones a una nueva derrota

Un tropiezo que evitó el penalti cometido por el defensa Filip Dagerstal al derribar al local Piotr Piatek cuando se cumplía el minuto noventa de juego.

Ese empate permitió escaparse en la clasificación a una selección inglesa que sufrió lo indecible para doblegar por 1-2 a Eslovaquia, en un encuentro en el que los de Aidy Boothroyd supieron enmendar una gris primera mitad gracias a la determinación del delantero Nathan Redmond.

El atacante del Southampton, que ya debutó el pasado mes de marzo con la selección absoluta, lideró la reacción que protagonizó en la segunda parte un conjunto inglés, que durante muchos minutos coqueteó con la eliminación.

De hecho, Inglaterra estuvo virtualmente fuera del torneo con el gol del centrocampista Martin Chrien, que adelantó a los 23 minutos de juego a Eslovaquia en el marcador (1-0), tras rematar de cabeza un saque de esquina botado por Albert Rusnak.

Inglaterra fue incapaz de reaccionar hasta el inicio del segundo período, cuando Redmond se rebeló ante la inoperancia ofensiva de un conjunto inglés hasta entonces desaparecido en ataque.

Una perfecta maniobra de Redmond en el interior del área que obligó a lucirse a los 49 minutos al guardameta eslovaco Adrian Chovan despertó definitivamente a Inglaterra, que un minuto más tarde logró restablecer la igualada (1-1) con un tanto del central Alfie Mawson.

Ese resultado no aplacó la ambición del delantero del Southampton, que no desaprovechó a los 61 minutos un preciso cambio de orientación de James Ward-Prowse para establecer el definitivo 1-2 que permite a los ingleses tomar ventaja en una carrera por las semifinales que no alcanzan desde el año 2009. EFE