Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los Juegos Centroamericanos promueven el espíritu deportivo y desestimulan el doping

La Organización de Juegos Centroamericanos viene promoviendo el juego limpio y el compromiso de respetar las normas internacionales.

Foto: W Radio

En la búsqueda de la excelencia deportiva y el rendimiento de los atletas  que competirán durante los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, la organización viene promoviendo el juego limpio y el compromiso de respetar las normas internacionales, entre ellas, no usar sustancias y métodos prohibidos. Para tal fin se han programado acciones preventivas que generen un espíritu deportivo, con los controles para el doping.

De acuerdo con el Comité Olímpico Colombiano, doping es la administración o uso por parte de un atleta, de cualquier sustancia ajena al organismo, o cualquier sustancia fisiológica tomada en cantidad anormal o por una vía anormal, con la sola intención de aumentar en un modo artificial y deshonesto su perfomance en la competición.

Los deportistas que irán a los controles antidopaje serán escogidos de tres formas: seleccionados de manera directa, sorteados o de acuerdo con los resultados que registren, acorde a las reglas establecidas por la Organización Deportiva de los Juegos Centroamericanos y del Caribe (ODECABE) y en concordancia con los organismos internacionales del deporte olímpico.

La Comisión Médica de la ODECABE tendrá potestad para solicitar, de manera autónoma, que cualquier deportista se pueda presentar a un control de dopaje, en el momento que se determine durante la realización de las justas deportivas y el mismo control podría desarrollarse en más de una ocasión.

Los sitios para realizar las pruebas del control de doping son establecidos en todo escenario donde sea necesario y se estén ejecutando competencias atléticas. En los espacios deportivos temporales, se habilitarán estaciones de control de doping, contenedores, carpas climatizadas y baños portátiles para realizar las muestras.

En la Villa Centroamericana, lugar de hospedaje de atletas, se contará con un Policlínico, totalmente adaptado para practicar las pruebas de doping a los deportistas seleccionados. Será una estación de control para detectar el dopaje, que constará de una sala de espera, una de procesamiento y baño. En el Policlínico se tomará la mayor parte de las muestras durante los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe.

Cuando la estación de control de dopaje esté en operación, el acceso a dicho sitio será limitado y solo podrá ingresar personal involucrado en el proceso de control de pruebas y autoridades, como los observadores de la Agencia Mundial Antidopaje - WADA (Por su sigla en inglés) - y los miembros de la Comisión Médica  de ODECABE, quienes asistirán a cualquier escenario deportivo para revisar y verificar la organización de las operaciones para el control del doping.

Las muestras para el control de dopaje serán enviadas al laboratorio de Salt Lake City, Utah, en EE.UU, donde serán procesadas conforme a los reglamentos establecidos para determinar el uso de sustancias prohibidas en la práctica deportiva. Se trata de un laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje que garantiza un estándar internacional para su procesamiento, que entregará resultados en 5 días.

De acuerdo con la reglamentación de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, las sustancias catalogadas como prohibidas por la Comisión Médica de la ODECABE y la WADA, son alrededor de 270, las cuales aparecen en la Lista Prohibida 2018, que empezó a regir desde el 1 de enero del presente año y puede verse en su totalidad en el enlace (www.wada-ama.org). Todas las muestras que se recojan durante la realización de los Juegos serán consideradas ‘En competencia’.