Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los Rockets son puestos a la venta por su actual dueño Leslie Alexander

Después de haber tenido una semana de promoción tras juntar en la plantilla a dos estrellas como el escolta James Harden y el base Chris Paul, los Rockets de Houston sorprendieron hoy con la noticia que el equipo está en venta.

Houston (EE.UU.), 17 jul (EFE).- Después de haber tenido una semana de promoción tras juntar en la plantilla a dos estrellas como el escolta James Harden y el base Chris Paul, los Rockets de Houston sorprendieron hoy con la noticia que el equipo está en venta.

Tras 24 años en propiedad del empresario Leslie Alexander, quien compró la franquicia al inicio de la temporada de 1993 tras pagar 85 millones de dólares, ahora espera venderla por 1.650 millones.

Ese fue el último valor que tuvieron, de acuerdo a la revista Forbes, que los situó en octavo lugar de la lista de los 30 equipos de la NBA con unos ingresos anuales de 244 millones de dólares.

A través de un comunicado, Alexander dice que llegó el momento de tomar una decisión nada fácil pero que es la mejor para todos.

"He tomado esta decisión después de mucha deliberación con mi familia y amigos, y hacerlo sabiendo que la franquicia está en gran forma con los jugadores, entrenadores y el equipo de gestión en el lugar. El CEO Tad Brown supervisará el proceso de ventas con la oficina de la liga, apoyado por mi equipo directivo", aseguró.

El todavía dueño de los Rockets admite que lo vivido en los últimos 24 años siempre le llenó de grandes satisfacciones.

"Ha sido mi gran alegría y un honor ser dueño de los Houston Rockets durante los últimos 24 años", subraya Alexander.

"He tenido la increíble oportunidad de ser testigo de la grandeza verdadera a través de los jugadores y entrenadores que han ganado campeonatos para la ciudad, han sido nombrados a los equipos All-Star y All-NBA, consagrados en el Salón de la Fama, y hecho tanto por nuestra franquicia y aficionados".

Mención especial tuvo para la comunidad de Houston a la que consideró siempre como su verdadero hogar.

"La comunidad de Houston ha sido mi hogar, seguiré apoyando a las organizaciones de caridad con los que he hecho compromisos a lo largo de los años. Siempre tendré un lugar especial en mi corazón para los aficionados, socios, funcionarios de la ciudad y los empleados que se preocupan tan profundamente por este equipo".

Los Rockets ganaron el título de la NBA en las primeras dos temporadas después que Alexander comprara el equipo, cuando el pívot Hakeem Olajuwon alcanzó su mejor momento de juego y Michael Jordan se había retirado del baloncesto para jugar al béisbol profesional.

En 24 temporadas bajo Alexander, los Rockets han ganado 56,9 por ciento de sus partidos, el quinto más alto de la liga.

Brown dijo que Alexander, de 74 años, había sido contactado a lo largo de los años por potenciales compradores, pero nunca lo consideró hasta hace muy poco.

La noticia ha sido recibida con sorpresa dentro del mundo de las inversiones en proyectos y franquicias deportivas porque Alexander nunca había expresado públicamente interés por vender y menos ahora que acaba de formar una plantilla con aspiraciones de luchar nuevamente por el título de liga.

Brown dijo que trabajará con la oficina de la liga para facilitar las cosas mientras el equipo busca un nuevo propietario.

No hay un calendario establecido para la venta, pero Brown adelantó que quiere encontrar el comprador adecuado y no apresurará el proceso sino todo lo contrario, cumplirá con los tiempos que requiere este proceso de venta multimillonaria.

El interés en los Rockets podría no estar limitado a los Estados Unidos, dado que en Asia es el equipo número uno debido a la popularidad del expívot All-Star, Yao Ming.

Los Rockets incluyeron en la liga de verano que se disputa en Las Vegas (Nevada) a otra promesa del baloncesto chino, el pívot Zhou Qi, de 21 años, al que seleccionaron en la segunda ronda del sorteo universitario del 2016 y este verano han firmado por cuatro temporadas.

Los Rockets también poseen los derechos del base español Sergio Lull, al que desean que llegue a la NBA, pero el jugador mallorquín de 29, que milita en el Real Madrid, sigue sin estar interesado en dar el salto al mejor baloncesto profesional del mundo. EFE