Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Márquez reconoce que "si no lo intento no habría dormido tranquilo"

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) reconoció este domingo, tras acabar segundo el Gran Premio de Austria de MotoGP, que si no lo intenta no habría podido irse "a dormir tranquilo", ya que eso es lo que le "caracteriza", pero precisó que no ha salido como se esperaba.

Spielberg (Austria), 13 ago (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) reconoció este domingo, tras acabar segundo el Gran Premio de Austria de MotoGP, que si no lo intenta no habría podido irse "a dormir tranquilo", ya que eso es lo que le "caracteriza", pero precisó que no ha salido como se esperaba.

"Durante todo el fin de semana he intentado derrapar un poco menos y sacrificar un pelín más la frenada para salir más rápido de la curva. Me cuesta, pero lo he podido hacer, pero a la que ha subido la temperatura, quieras o no el ADN está ahí y el estilo es ese y se ha visto", reconoce sobre su agresividad Márquez.

"Hemos hecho una carrera lenta, no ha sido rápida, pero cuando apretábamos se veía, cuando Dovi o yo apretábamos, que abríamos dos segundos enseguida respecto al resto, menos cuando íbamos dando espectáculo, en paralelo a 300 por hora con un dedo de distancia. Allí era un poco más complicado, pero ha sido bonito", comentó entre sonrisas el piloto de Repsol Honda.

"Tal y como esta el campeonato hay que ser regular, pero a la vez arriesgar, porque el campeonato está muy apretado y si puedes conseguir un punto más lo tienes que intentar. Sobre todo ha sido una carrera al límite y Dovizioso se merecía la victoria. Tenían un pelín más que yo", justificó Márquez.

"Estaba sufriendo un poco. Se veía que hacía un poco la goma durante la vuelta y me salvaban las dos curvas de izquierdas, en las que le recuperaba bastante", explicó el líder del mundial.

"Hoy Dovizioso tenía un pelín más. Yo iba un poquito con el gancho en el cuello y se ha visto como en las últimas diez vueltas cometía errores; me costaba parar la moto, patinaba demasiado entrando y no lo podía controlar. Pero al final lo hemos intentado y, con lo que me quedo es con las sensaciones que tengo encima de la moto, ya que al principio de la temporada no me veía con corazón de intentar cosas así y ahora sí", reconoció Márquez.

"Estamos mejorando la confianza con la moto y vuelvo a sentir ese momento, aunque aún hay cosas para mejorar. Pero tenemos ese momento dulce que me permite salvar caídas y probar cosas como la que he probado en la última vuelta", recalcó el piloto de Repsol.

"Si hacemos un balance un poco más fríamente desde el jueves, si alguien me hubiese dicho que quedaría segundo detrás de Dovizioso y que aumentaría la ventaja en la clasificación del mundial habría firmado en cualquier servilleta", afirmó jocoso Márquez. EFE