Escuche ahora

Música W

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Sanción a perpetuidad para Eduardo Li, expresidente Federación de Costa Rica

La cámara de resolución de la Comisión de Ética de la FIFA sancionó a perpetuidad al costarricense Eduardo Li, expresidente de la Federación de Costa Rica y antiguo miembro del Comité Ejecutivo de la CONCACAF, quien no podrá ejercer actividad alguna relacionada con el fútbol nacional e internacional.

Madrid, 21 abr (EFE).- La cámara de resolución de la Comisión de Ética de la FIFA sancionó a perpetuidad al costarricense Eduardo Li, expresidente de la Federación de Costa Rica y antiguo miembro del Comité Ejecutivo de la CONCACAF, quien no podrá ejercer actividad alguna relacionada con el fútbol nacional e internacional.

La FIFA comunicó este viernes la sanción impuesta a Li, a quien abrió una investigación el 27 de mayo de 2015 basada en las informaciones que hizo públicas el departamento de justicia de Estados Unidos ese mismo día sobre la implicación de directivos de la FIFA en casos de corrupción, por lo que serán juzgados.

El 7 de octubre de 2016 Eduardo Li se declaró culpable de los cargos de asociación ilícita, delito informático y asociación para cometer dicho delito ante un tribunal de Nueva York.

Li está acusado de haber recibido pagos de empresas vinculadas al deporte por concesiones de derechos de partidos de clasificación para el Mundial en la zona de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF) y por aceptar la participación de la selección de Costa Rica en partidos amistosos de la citada región.

Según confirmó la FIFA, la cámara de resolución de su Comisión de Ética, presidida por Hans-Joachim Eckert, decidió seguir la recomendación hecha por el órgano de investigación, que el pasado febrero pidió y argumentó la suspensión de Li a perpetuidad.

El costarricense fue considerado culpable de violar los artículos 13 (reglas generales de conducta), 15 (lealtad), 18 (obligación de denunciar, cooperar y rendir cuentas), 19 (conflicto de intereses) y 21 (cohecho y corrupción) del Código Ético de la FIFA. EFE