Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Simeone: "El Calderón quedará en la historia de mi vida"

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, remarcó hoy que el Vicente Calderón, donde su equipo jugará este domingo su último partido oficial en ese estadio, "quedará en la historia" de su "vida" e insistió en las dificultades de esta temporada, en la que se le "fueron cinco años juntos".

Madrid, 20 may (EFE).- El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, remarcó hoy que el Vicente Calderón, donde su equipo jugará este domingo su último partido oficial en ese estadio, "quedará en la historia" de su "vida" e insistió en las dificultades de esta temporada, en la que se le "fueron cinco años juntos".

El conjunto rojiblanco se despide de su casa durante el último medio siglo con su duelo dominical contra el Athletic Club. "Desde los recuerdos del futbolista, maravillosos. Apenas llegué, encontré una aceptación en la gente mucho antes de que yo le haya empezado a dar cosas al club y al equipo", repasó de su llegada en 1994.

"La primera temporada fue dura, difícil. Nos encontramos con don Jesús (Gil y Gil), del que tengo un grandísimo recuerdo. Un tipo exigente, con el que hemos discutido, nos hemos peleado, pero siempre, como me gusta en las relaciones, bien directa y mano a mano. Me dijo el primer día que para estar en el Atlético de Madrid hay que dar el 110 por ciento", prosiguió en rueda de prensa.

"Y nos encontramos con la segunda temporada", la del 'doblete' de 1995-96, "una de las más importantes de la historia del club, ganando la Liga y la Copa".

La Liga, el 25 de mayo de 1996, con un 2-0 al Albacete y un gol suyo. "Siempre me quedará ese gol como un recuerdo tremendamente emocionante. Ver venir la pelota del lado derecho, golpearla para el izquierdo, hacia el palo derecho del portero y abriendo el camino hacia un título que no llegaba desde hacía 19 años", evocó.

"Posiblemente sea el punto más alto emocionalmente de mi etapa como futbolista. De mi etapa como entrenador, empezar a poder ver a nuestro Atlético de Madrid en los mejores lugares. Seguramente, todavía nos quedan situaciones por mejorar, pero está claro que, tanto como futbolista como entrenador, el Calderón ha sido un lugar que quedará en la historia de mi vida", resumió.

Este domingo será la despedida de la Liga y de la competición oficial del Atlético en ese campo. "Mañana, el estadio será maravilloso. La gente podrá ver el último partido de Liga, que en realidad para mí el último partido importante del Calderón ya ha pasado, que ha sido la semifinal de la Liga de Campeones, donde quedamos eliminados, pero le ganamos al Real Madrid", apuntó.

"Y ya este partido pasa a terminar una etapa, que es la Liga, pero deportivamente el Calderón se cerró con el partido que jugamos en 'Champions'", continuó el técnico, cuyo equipo encara de nuevo mermado por las bajas un encuentro en esta temporada. "Este año se me fueron cinco años juntos", bromeó el entrenador en ese sentido.

No tendrá disponibles a seis jugadores, entre ellos cinco defensas (Sime Vrsaljko, Juanfran Torres, Diego Godín, Filipe Luis y José María Giménez, los dos primeros por lesión y los tres restantes por sanción) más el medio centro Augusto Fernández. "Está claro que una vez más se confirma lo que comenté en toda la temporada", dijo.

"Ha sido difícil, dura, desde lo de Milán para adelante. El primer partido (con el Alavés) ir ganando 1-0 en el minuto 90 y en el 93 empatarnos, luego ir a Leganés y empatar, después quince días de descanso lejos de las posiciones que son habituales para el club... 'Uff'", repasó

"Y, a partir de ahí, a trabajar, a correr, con lesiones que no nos permitieron poder ser competitivos con más futbolistas, sobre todo las de Tiago y Augusto, que nos han creado muchos problemas, la ausencia de Oblak, que la resolvió muy bien Moyá, pero su presencia siempre es importante, la ausencia de Vrsaljko, de Juanfran, de Gaitán con el dedo después de un partido que hizo en Barcelona y que lo alejó de poder mantener el nivel...", añadió.

"Y hoy nos encontramos en la última jornada, confirmando todo lo que pasó en el año. Dificultades. Pero todo esto nos motiva, nos hace encender el desafío diario que es ser entrenador y a los futbolistas los posiciona en un lugar de exigencia", explicó.

Y abundó ya concretamente en el partido de este domingo: "Mañana habrá un lateral derecho que no es lateral derecho, un lateral izquierdo que no es lateral izquierdo y así venimos compitiendo durante toda la temporada y así, con todo, lo hemos resuelto muy bien".

Enfrente estará el Athletic Club, "un rival súper motivado, dificilísimo, quizá el peor para enfrentarte en las condiciones" que tiene el Atlético este domingo. "Pero también ellos saben que con lo que tengamos haremos lo que nos pide un partido como el de mañana", avisó. EFE

id/mlm.