Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Comisión del Senado rechaza reforma laboral de Temer con votos oficialistas

Una comisión del Senado recomendó hoy que sea rechazado un proyecto de reforma laboral propuesto por el presidente brasileño, Michel Temer, y lo hizo con votos de algunos legisladores de la base oficialista opuestos a esa iniciativa.

Brasilia, 20 jun (EFE).- Una comisión del Senado recomendó hoy que sea rechazado un proyecto de reforma laboral propuesto por el presidente brasileño, Michel Temer, y lo hizo con votos de algunos legisladores de la base oficialista opuestos a esa iniciativa.

El proyecto de reforma laboral, que continuará en trámite aún con esa recomendación, fue rechazado por 10 votos frente a nueve en la Comisión de Asuntos Sociales del Senado, en la que la base que apoya al Gobierno contaba hasta ahora con una ligera mayoría.

El respaldo al Ejecutivo en el Parlamento ha menguado durante las últimas semanas, en parte por las dudas que generan algunas de las duras reformas propuestas por Temer, pero sobre todo por la delicada situación jurídica del mandatario.

Temer es objeto de una investigación en el Tribunal Supremo por los supuestos delitos de corrupción, obstrucción a la justicia y asociación ilícita, lo que ha llevado a toda la oposición y hasta a sectores de su propia base de apoyo a exigir su renuncia.

El gobernante se ha resistido a dimitir y sostiene que probará su inocencia, pero la investigación avanza y la Policía Federal entregó este lunes a la Corte Suprema un primer informe parcial, en el que consideró que hay fuertes "indicios" de que Temer incurrió por lo menos en el delito de corrupción pasiva.

Las sospechas se apoyan en confesiones de los dueños del grupo cárnico JBS, que han asegurado a la justicia que sobornan a Temer desde 2010 y entregaron unos explosivos audios en los que el jefe de Estado escucha relatos de maniobras corruptas en silencio o hasta las consiente.

La reforma laboral, una de las más polémicas presentadas por el Gobierno, es rechazada por los sindicatos y en uno de los puntos de mayores discordias propone darle valor legal a los acuerdos pactados entre trabajadores y empleadores, aún si no se ajustan totalmente a las normativas en vigor.

Esa propuesta se complementa con otra, que apunta a una profunda reforma del sistema de jubilaciones y pensiones, que endurecería el acceso a esos beneficios y también es condenada por los sindicatos, incluso por los pocos que integran la base oficialista.

El trámite para la reforma laboral continuará en la Comisión de Constitución y Justicia del Senado, a la que será remitida con la recomendación aprobada hoy por el comité de Asuntos Sociales.

Hasta ahora, el Gobierno también cuenta con una ligera mayoría en esa comisión, pero la decisión adoptada hoy en un escenario que en los papeles era favorable ha encendido alarmas en el oficialismo, en el que existen algunos partidos que debaten su posible salida de la coalición que respalda a Temer. EFE