Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EE.UU. y República Dominicana firman acuerdo de preautorización de viajeros

Los Gobiernos de EE.UU. y República Dominicana firmaron hoy un acuerdo de preautorización de transporte aéreo a los viajeros que salgan desde el aeropuerto internacional de Punta Cana (este) con destino al país norteamericano, quedando exentos de registrarse a la llegada a su destino.

Santo Domingo, 1 dic (EFE).- Los Gobiernos de EE.UU. y República Dominicana firmaron hoy un acuerdo de preautorización de transporte aéreo a los viajeros que salgan desde el aeropuerto internacional de Punta Cana (este) con destino al país norteamericano, quedando exentos de registrarse a la llegada a su destino.

El convenio convierte a República Dominicana en la primera nación de habla hispana y en la séptima en el mundo en contar con esta facilidad, conjuntamente con Aruba, Bermudas, Bahamas, Canadá, Irlanda y los Emiratos Árabes, y supondrá un fuerte impulso al turismo.

El canciller dominicano, Miguel Vargas, y el embajador de Estados Unidos en el país, James W. Brewster, firmaron el acuerdo de preautorización, que implica que los viajeros se sometan a inspecciones de inmigración, aduanas y agricultura, por parte de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), en el aeropuerto de salida en lugar de hacerlo a su llegada a territorio estadounidense.

Los beneficios son el incremento de la seguridad y la reducción de los tiempos de espera en las ciudades de destino, haciendo más eficientes los procesos para los viajeros, y permite a las aerolíneas viajar de forma directa a más destinos, agregando nuevas rutas y aumentando el número de pasajeros.

En ese sentido, el ministro de Relaciones Exteriores dominicano señaló que, con la preautorización, los vuelos con salida desde Punta Cana adquieren en Estados Unidos la categoría de vuelos nacionales, dando acceso a las ciudades que no tienen terminales internacionales.

Asimismo, calificó como "trascendental" este paso, que constituye un ejemplo de la importancia del esfuerzo público-privado "para la consecución de un objetivo común, y un testimonio de la importancia de nuestra inserción en las tendencias globales".

Con la nueva modalidad de abordaje aumentarán las oportunidades de capacidad y crecimiento de los aeropuertos y las compañías aéreas en ambas naciones, así como la industria turística, apuntó Vargas.

De su lado, el diplomático estadounidense afirmó que el acuerdo constituye "un paso histórico para llevar a un nivel más alto la ya fuerte alianza económica y de seguridad" entre las dos naciones, que proporcionará beneficios económicos para las partes.

Brewster destacó que también favorecerá el transporte de productos dominicanos a su país, al contar con equipos de inspección aduanera y agrícola en el indicado aeropuerto internacional dominicano.

La iniciativa repercutirá directamente en el turismo de la nación caribeña, incrementando el número de personas que visitan el país "en dos o tres millones" en los próximos cinco años, explicó en declaraciones a Efe el presidente del Grupo Punta Cana, Francisco Rainieri Marranzini, como promotor del acuerdo.

"Vamos a poder acceder a decenas de ciudades de Estados Unidos que tienen más de un millón de habitantes y que no cuentan con aeropuerto internacional, lo que nos da una ventaja diferencial enorme sobre nuestros competidores" en materia turística, agregó.

Esto implicará, según Rainieri Marranzini, la construcción de nuevos hoteles y centros comerciales, así como infraestructuras, que proporcionarán nuevos empleos, mejorando las condiciones de millones de dominicanos "gracias a esa tubería de turistas que esperamos conseguir" con la preautorización hoy firmada.

El proceso para conseguir este acuerdo ha durado nueve años, afirmó el empresario, "ha sido un trabajo de mucho esfuerzo y es costoso para el Grupo Punta Cana, ya que el Gobierno dominicano no tiene que hacer ninguna inversión" puesto que "la asumimos nosotros".

"Nosotros somos quienes vamos a cargar con la responsabilidad y los costos, que ascienden a más de 30 millones de dólares", dijo Rainieri Marranzini, que se mostró convencido de que "estamos apostando por el desarrollo futuro del país".

Asimismo, la concesión de esta facilidad, demuestra "el grado de confianza que tiene el Gobierno de Estados Unidos en la República dominicana", que tiene una gran dependencia del turismo, destacó el empresario.

El acuerdo entrará en vigor una vez que los respectivos Gobiernos hayan completado todos los procedimientos internos necesarios, previsiblemente, a principios de 2017.EFE