Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El agente bursátil del supuesto manipulador ya había informado a la Policía

El ciudadano germanoruso de 28 años de edad y llamado Sergej W., que apostó contra las acciones del Borussia Dortmund, no hubiera ganado de ninguna forma los millones de euros que quería porque su agente de bolsa ya había informado a la Policía.

Fráncfort (Alemania), 21 abr (EFE).- El ciudadano germanoruso de 28 años de edad y llamado Sergej W., que apostó contra las acciones del Borussia Dortmund, no hubiera ganado de ninguna forma los millones de euros que quería porque su agente de bolsa ya había informado a la Policía.

Las acciones del equipo de fútbol Borussia Dortmund (BVB), que el 11 de abril sufrió un ataque contra uno de sus autobuses supuestamente de un ciudadano germanoruso que apostó contra ellas para obtener un elevado beneficio, subieron hoy un 2,5 %, hasta 5,49 euros.

El BVB bajó el jueves un 3 % después de su eliminación de la Liga de Campeones.

El 12 de abril, un día después de ataque, las acciones del BVB subieron un 1,75 % (5,7 euros).

Sergej W. quería, según la Fiscalía, provocar con el ataque una fuerte caída de las acciones del BVB, algo que hubiera podido ocurrir si un jugador hubiera resultado gravemente herido o, incluso, hubiera muerto.

Se le acusa de haber detonado tres bombas para que las acciones del BVB se desplomasen en bolsa tras haber hecho una fuerte apuesta a la baja contra ellas.

Para apostar a la baja, Sergej W. compró 15.000 opciones de venta sobre las acciones del BVB con un vencimiento hasta el 17 de junio, que previamente había financiado con un crédito de varios miles de euros.

El diario "Bild" informa de que hubiera podido llegar a ganar hasta 3,9 millones de euros.

Las opciones permiten comprar o vender acciones en un momento determinado a un precio fijado anteriormente. Con las opciones de venta ("put"), el inversor se beneficia si bajan los títulos, con las de compra ("call"), si suben.

Medios alemanes informan de que es poco probable que Sergej W. hubiera ganado los millones de euros que deseaba, incluso si le hubiera salido bien la manipulación, porque su "broker" ya había informado a la Policía.

El delito de manipulación de la cotización en el mercado está penalizado en Alemania con hasta cinco años de cárcel.

Las autoridades alemanas de supervisión financiera (Bafin) investigan anualmente unos 600 casos de movimientos y transacciones sospechosas en el mercado.

Los datos de la negociación se registran y el comprador o vendedor debe tener una identificación, por lo que la Bafin puede averiguar de quién se trata. EFE