Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Tata Solarte


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El Congreso salvadoreño amplía plazo para pagar deudas de pensiones a 50 años

El Congreso de El Salvador le consiguió hoy más tiempo al Gobierno para evitar que en los próximos meses vuelva a caer en impago con las Administradoras de Fondos de Pensiones, al ampliar a 50 años el plazo para honrar los títulos valores con cuya venta cubre las pensiones de 160.000 jubilados.

San Salvador, 21 abr (EFE).- El Congreso de El Salvador le consiguió hoy más tiempo al Gobierno para evitar que en los próximos meses vuelva a caer en impago con las Administradoras de Fondos de Pensiones, al ampliar a 50 años el plazo para honrar los títulos valores con cuya venta cubre las pensiones de 160.000 jubilados.

Con esta medida, el Gobierno no tendrá que pagar 41 millones de dólares en julio y más de 80 millones en octubre de la deuda que tiene con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) desde 2006, año en que gobernaba la hoy opositora Arena.

Hasta el momento, el Gobierno tiene un impago de 55 millones de dólares con las AFP desde el 7 de abril pasado, que probablemente sea solventado mediante recortes al gasto social del Presupuesto General, una idea que tiene apoyo mayoritario en el Congrso.

La reforma, acordada hoy entre el Gobierno y cuatro partidos, e introducida a última hora en el pleno legislativo, establece que el Estado tendrá un plazo de cancelación de 50 años, más 5 años de gracia, y no de 25 como estaba estipulado, para cancelar los títulos valores que emite un fideicomiso administrado por un banco estatal y que las AFP deben comprar con fondos del retiro de los trabajadores.

Según la vicepresidenta del Congreso y diputada del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Lorena Peña, esta medida, aprobada con 45 votos de 84 legisladores y con el rechazo de la oposición, se aplicará a los títulos "vencidos, que están por vencerse o los nuevos por emitir".

"La reforma a la Ley del Fideicomiso de Inversión Previsional (FOP) tiene como propósito dar certeza de que podrá ser sostenible y tener un adecuado plan de manejo la deuda de los Certificados de Inversión Previsionales (CIP A- títulos valores)", aseguró tras la aprobación.

La reforma a la ley del FOP, creada en 2006, también estipula un incremento de los intereses de los CIP A que se emitirán en lo que resta de 2017, y hasta enero de 2019 pasarán del 3,7 % al 4 % y los extendidos a partir de febrero de 2019 ganarán una tasa de hasta el 5,5 % de interés, que cubrirá el Gobierno al honrar la deuda.

La reforma fue aprobada con los votos del oficialista FMLN, l Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana) y otros dos minoritarios, mientras que el principal partido de oposición, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), rechazó la medida.

"No podemos acompañar con nuestros votos este decreto, porque quienes nos jubilemos, no veremos el rendimiento", aseguró el diputado de Arena Julio Fabián, que aseguró que la medida ahuyentará a los inversionistas, porque "se recurrió a lo más fácil".

Según la Asociación Nacional de AFP (Asafondos), la deuda del Gobierno asciende a más de 5.700 millones de dólares desde 2006, cuando se creó el FOP, y que equivalen al 60 % de los fondos de retiro de los trabajadores.

Según la Superintendencia del Sistema Financiero, desde que se formó el FOP, el Gobierno ha pagado a las AFP un total de 1.016 millones de dólares, de los que 569 son por intereses y 447 de amortización de capital. EFE

hs/sb/ev/eat