Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En México quieren romper paradigmas y tener "ciudades hechas a mano"

Más de 14.000 muertes al año por enfermedades respiratorias y 16.000 por accidentes viales en México son algunas de las cifras que han desatado las alarmas en ciudadanos que quieren romper paradigmas y vivir en ciudades "hechas a mano", donde peatones, ciclistas y automovilistas vivan en armonía.

Quito, 19 oct (EFE).- Más de 14.000 muertes al año por enfermedades respiratorias y 16.000 por accidentes viales en México son algunas de las cifras que han desatado las alarmas en ciudadanos que quieren romper paradigmas y vivir en ciudades "hechas a mano", donde peatones, ciclistas y automovilistas vivan en armonía.

Así lo aseguró hoy, en Quito, Jorge Cáñez, de la liga peatonal de México, al aprovechar la Conferencia de las Naciones Unidas para la Vivienda y el Desarrollo Urbano Habitat III, para informar sobre el VI Foro Mundial de la Bicicleta, que tendrá lugar en abril próximo en su país.

"Vivimos en ciudades tan contaminadas que, por ejemplo, solo en México 14.000 personas mueren al año por enfermedades respiratorias y el principal culpable son los vehículos motorizados", comentó.

Agregó que en su país "16.000 personas mueren al año por colisiones viales".

"Este tipo de ciudades nos está matando, tenemos que cambiar ese paradigma y construir ciudades hechas a mano", dijo en referencia al lema de la cita que se desarrollará entre el 19 y 23 de abril próximo.

La idea, apuntó, es que haya ciudades no motorizadas, "activas, donde con nuestra propia energía nos podamos mover: caminando, en bicicleta".

El foro, que cumplirá en México su sexta edición tras los realizados en Brasil (3), Colombia y Chile, tiene un fuerte acento latinoamericano, pero esperan que se expanda mundialmente, según Jenny Zapata, una de las organizadoras del encuentro.

Cáñez dijo a Efe que uno de los principales problemas que afrontan los ciclistas es la inseguridad vial.

"Hemos dado un libertinaje total a los vehículos motorizados, que van a gran velocidad, que ocupan toda la calle, les hemos dado muchísimo espacio, mientras, los que nos movemos de la forma más democrática y sustentable posible, no tenemos un espacio en las calles", se lamentó al rechazar la falta de infraestructura.

Consideró que la infraestructura para bicicletas crea, además, cultura de respeto.

Para él, el uso de bicicletas es la forma "más inteligente" de moverse, pues se ahorra dinero, se hace ejercicio, se circula más rápido en horas pico y no se contamina.

Zapata esperaba que en el desarrollo de la nueva agenda urbana que trata el Habitat III, el tema del ciclismo "hubiera tenido un rol mucho más activo", pero, sin duda -dijo- el énfasis que se le está dando en el marco de la seguridad vial y de las ciudades más habitables "es ya un gran avance".

Cáñez, que cuestionó que en la nueva agenda urbana no se menciona que se debe, en su opinión, "racionalizar el uso de vehículos motorizados en las ciudades", opinó que la "bicicleta va a ser el transporte más eficiente en el futuro" en las urbes.

Puso en el tapete el caso de Amsterdam, que estuvo "secuestrada por los automóviles", hasta que en los años sesenta hubo varias "luchas sociales" para cambiar el paradigma y ahora más del 40 % de la población se mueve en bicicletas, aseguró.

Los activistas esperan que el foro sea un espacio para tender redes y no solo para que ciclistas hablen con ciclistas o con peatones y para ello plantean conferencias, exhibiciones y espacios de diálogo para construir planteamientos.

Quieren que la cita se convierta en un espacio donde "entre todos" se pueda repensar las ciudades "en favor de la gente", pues apuestan a "dejar de pensar en construir para los autos" y crear ciudades "hechas a mano".

"Lo hecho a mano es algo que haces con cuidado, con amor y a la medida y bajo esta premisa queremos hacer propuestas para que las ciudades sean a la medida de sus ciudadanos", dijo Zapata a Efe.

En el foro también se hablará de la necesidad de que las urbes sean "densas" y "compactas" y no expandidas pues estas últimas aupan el uso de vehículos, anotó Cáñez, quien destacó que más de la mitad de personas en ciudades latinoamericanas usan transporte público, por lo que promueven la "multimodalidad" en la movilidad.

"No somos automovilistas, no somos ciclistas, no somos peatones, todos somos personas", dijo Cáñez al recalcar que si se entiende ese concepto "no habrá divisiones".

Insistió en que una "ciudad hecha a mano", no es una motorizada, "no hecha para las máquinas de acero sino una para los seres humanos". EFE

sm/jsm/dmt