Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Gobierno británico quiere mantener acceso de empresas a financiación europea

El ministro británico de Economía, Philip Hammond, dijo hoy que "podría ser beneficioso" mantener el acceso de las empresas del Reino Unido a la financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI) cuando el país salga de la Unión Europea (UE) en marzo de 2019.

Londres, 20 jun (EFE).- El ministro británico de Economía, Philip Hammond, dijo hoy que "podría ser beneficioso" mantener el acceso de las empresas del Reino Unido a la financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI) cuando el país salga de la Unión Europea (UE) en marzo de 2019.

"A largo plazo, podría ser mutuamente beneficioso mantener la relación entre el Reino Unido y el BEI después de que dejemos la UE, y exploraremos esa posibilidad juntos", declaró en un discurso ante empresarios en la City de Londres.

En su discurso en Mansion House, pospuesto desde el 15 de junio por el incendio de un edificio en la capital, el ministro señaló que también se negociará con Bruselas mantener esa línea de financiación mientras este país siga siendo miembro de la UE.

El banco europeo, que ofrece condiciones favorables a los países miembros de la UE, financia proyectos en el Reino Unido, sobre todo de infraestructuras de transporte, por valor de unos 48.000 millones de euros.

Hammond anunció además que el Banco Británico de Negocios aumentará del 33 al 50 % el capital que puede prestar para proyectos de infraestructuras, a fin de mantener el nivel de inversión antes y después de que el Reino Unido deje el bloque comunitario.

"Los inversores necesitan certeza para continuar sustentando la economía británica y creando empleo a medida que salimos de la UE", afirmó.

"Por eso reforzaremos el apoyo financiero vital que ayuda a las empresas a crecer, desde firmas emprendedoras hasta proyectos de infraestructuras a gran escala", señaló.

En su intervención, que fue muy bien recibida por el sector financiero, Hammond expuso además sus prioridades para la negociación del "brexit".

Estas incluyen un acuerdo de libre comercio de bienes y servicios; provisiones transitorias para "evitar trastornos innecesarios" y ofrecer seguridad a las empresas; un acuerdo de aduanas para el comercio transfronterizo y "una frontera abierta y fluida en Irlanda", según precisó.

En contra de la línea mantenida por los conservadores hasta antes de las elecciones del 8 de junio, el titular de Economía aseguró que el Gobierno no busca "cerrar la puerta a la inmigración, sino gestionarla", y reconoció la importancia para el sector económico de acceder al "talento" y la mano de obra.

Según la prensa británica, Hammond ha indicado a la primera ministra, Theresa May, que el Reino Unido debe intentar negociar una relación más cercana con la UE que la inicialmente prevista, y debe plantearse incluso continuar perteneciendo a la unión aduanera.

May, que pretendía una ruptura total con la Unión Europea, ha recibido presiones de la oposición y del Partido Conservador para negociar con Bruselas un "brexit" más suave -con acceso al mercado único o a la unión aduanera-, tras perder la mayoría absoluta en los pasados comicios. EFE