Escuche ahora

Partida W

Con Juan Pablo Barrientos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Mapaches cambian hábitos naturales en el parque más visitado de Costa Rica

Los mapaches del Parque Nacional Manuel Antonio (Pacífico), el más visitado de Costa Rica, han cambiado drásticamente sus hábitos naturales nocturnos debido a la presencia de turistas, lo que podría traerles problemas de salud.

San José, 27 ago (EFE).- Los mapaches del Parque Nacional Manuel Antonio (Pacífico), el más visitado de Costa Rica, han cambiado drásticamente sus hábitos naturales nocturnos debido a la presencia de turistas, lo que podría traerles problemas de salud.

Así lo determinó la tesis de maestría de la estudiante de la Universidad Nacional (UNA) Mónica Ferrara bajo el título "Aspectos ecológicos del mapache (Procyon iotor) y su relación con los turistas en el Parque Nacional Manuel Antonio".

El estudio abarcó variables como el área de acción y los patrones de actividad de la población de mapaches entre agosto de 2016 y febrero de 2017, comparó la relación con los turistas, estimó la cantidad de alimento que ingresan los turistas al parque y comparó algunos de los datos con una investigación realizado en 1990 por el investigador Eduardo Carrillo.

Uno de los datos más relevantes del estudio indica que el periodo de mayor actividad de los mapaches, a los que se les dio seguimiento mediante radiocollares, fue entre las 08.00 y las 14.00 horas.

"Estos datos nos indican un cambio de comportamiento de los mapaches en comparación con lo observado en el estudio de Carrillo, donde la mayor actividad era antes del amanecer y después del atardecer", afirmó Ferrara en un comunicado de la UNA.

La investigadora concluye que estos animales "han adoptado el horario en que hay mayor cantidad de turistas y, por ende, de comida dentro del parque".

Los días lunes cuando el parque se encuentra cerrado al público, los mapaches mantienen su actividad diurna pero dentro del bosque en búsqueda de sus alimentos naturales.

Al Parque Nacional Manuel Antonio, que es visitado por casi medio millón de personas al año debido a la belleza de sus playas y bosques, ingresan alrededor de 198 kilogramos de comida ajena a los bosques del lugar.

En el parque es común que los mapaches, los coatís y los monos capuchinos roben la comida de los bolsos cuando los turistas están distraídos en la playa o bañándose en el mar.

"Los guardaparques hacen una revisión en la entrada y la mayoría de alimentos son frutas, emparedados y barras energéticas, sin embargo, dentro del parque, pudimos observar personas con frituras, galletas y otro tipo de alimentos que no están permitidos y que son de muy fácil acceso para los mapaches", dijo Ferrara.

La dieta natural de los mapaches del parque Manuel Antonio se basa en cangrejos y frutas del bosque, por lo que los alimentos externos pueden causarles problemas de salud.

"Las personas piensan que si un mapache se roba un banano no es grave porque es fruta, pero no se toma en cuenta que los frutos que ellos comen son distintos, un banano tiene mucha azúcar, puede ser sano para nosotros pero no para ellos", explicó Ferrara.

La investigadora dijo que para determinar el estado físico de las poblaciones animales dentro del parque es necesario realizar más estudios específicos, aunque detalló que durante su trabajo observó mapaches jóvenes con daños en sus dientes.

Entre las recomendaciones que brinda la investigación de Ferrara se destaca que los turistas deben tener más responsabilidad al empaquetar sus alimentos y una revisión más rigurosa en la entrada del parque.

Además, se necesitan más advertencias para los visitantes, videos educativos y la creación de un lugar específico que sea el único permitido para que todos los turistas coman. EFE