Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Montevideo apuesta por trabajar y vivir en comunidad para fomentar innovación

Richards Montevideo, 16 sep (EFE).- Montevideo apuesta por trabajar y vivir en comunidad para fomentar la innovación en el país mediante el coworking y el coliving, formas que permite a profesionales independientes compartir un espacio para desarrollar proyectos.

Sarah Yáñez-Richards

Montevideo, 16 sep (EFE).- Montevideo apuesta por trabajar y vivir en comunidad para fomentar la innovación en el país mediante el coworking y el coliving, formas que permite a profesionales independientes compartir un espacio para desarrollar proyectos.

Uno de los impulsores de esta nueva manera de ir a la oficina es Martín Larre, quien en una entrevista con Efe explicó que hace tres años decidió abrir el primer espacio cowork (cotrabajo) en Uruguay, Sinergia.

"En este momento hemos crecido hasta los casi 10.000 metros de coworking, con cuatro espacios", resaltó el empresario argentino, que dirige el emprendimiento.

Añadió que, además, hoy Sinergia cuenta con un programa que ayuda a unas 30 start-up (empresas emergentes), así como con "Sinergia Campus, que se enfoca en educación para emprendedores" y que en noviembre lanzará el primer coliving (covivienda) del país.

Según Larre, que pasó de dedicarse a la abogacía a crear el portal uruguayo de descuentos Woow, "el freelancing (trabajar por libre) creció en Latinoamérica un 150 % entre 2015 y 2016".

En lo referente a este tema, el emprendedor auguró que este "caudal de emprender" va a continuar y que por eso es importante crecer un espacio en el que este tipo de personas pudieran trabajar y colaborar entre ellos.

"Además, emprender solo en tu casa es un poco más difícil", concluyó.

La última iniciativa de Sinergia ha sido "Designe", una antigua fábrica de vidrio de 6.000 metros que divide su espacio en dos secciones para crear un centro comercial distinto, en el que los autos no son bienvenidos, pero sí las bicicletas, los niños y las mascotas.

Otra de las peculiaridades de este centro es que en las vitrinas solo se ven creaciones uruguayas, que van desde muebles, hasta cerveza, pasando por lencería y discos.

Larre tuvo que decir no a grandes marcas estadounidenses como New Balance o Levi's, ya que los productos internacionales solo tendrán cabida en este centro de compras durante un mes en forma de "pop-up" (venta emergente).

Mientras, la planta superior de Sinergia Designe está reservada para que profesionales independientes, emprendedores y pymes relacionadas con el diseño trabajen en un mismo espacio y puedan desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos.

Ejemplo de ello son Mónica Zanocchi, creadora del portal de moda Mirada Couture, que tiene una oficina en la parte de arriba, y Florencia Ottonello, gerente del local Tienda, que abrió hace unas semanas un local en este espacio.

"Las marcas (uruguayas) ya están posicionadas en el mercado. Ahora necesitan dar un salto y este lugar puede ser el trampolín", recalcó a Efe la bloguera Zanocchi, quien además añadió que "la unión hace la fuerza".

No solo propuestas del siglo XXI tienen cabida en este espacio cooperativo, también hay empresas como la de Gabriel Román, presidente de la agencia de publicidad Ginkgo, que fue fundada hace 40 años.

El publicista uruguayo explicó a Efe que desde que su equipo se mudó a este curioso local ya ha colaborado con algunas de las otras empresas de Sinergia para crear campañas, y añadió que este "espacio fomenta la creación, el buen ánimo y la generación de ideas".

No todos los espacios de trabajo compartidos de Sinergia se dedican al diseño, hay otros dos espacios que son más generalistas, así como el de "WTC", que está dedicado a dar cabida a ideas que tiene que ver con el sector tecnofinanciero.

Pero la visión de Larre no termina con cuatro centros de trabajo compartido, su próximo objetivo es abrir noviembre "el primer coliving (covivienda) en Uruguay", junto con la inmobiliaria uruguaya ACSA.

El lugar elegido para abarcar esta vanguardista casa ha sido un "hotel art déco" de la Ciudad Vieja de la capital más austral de América, que en este momento continúa en fase de remodelación.

"La idea es que en esta comunidad vivan alrededor de 35 a 40 personas", ya que el número final dependerá de la cantidad de parejas que se muden al espacio de casi 2.000 metros cuadrados.

Según explicó el empresario porteño, los inquilinos pueden ser tanto extranjeros que se hayan desplazado a la capital para lanzar un proyecto durante unos meses, como uruguayos desplazados a la capital para estudiar.

El alquiler aún está por definir, pero Larre estimó que podría rondar entorno a los 500 dólares al mes, "que es lo que costaría alquilar un monoambiente en Montevideo". EFE

syr/rfg/fa/dsz