Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Vecinos piden al papa evitar el "peligro" de un McDonald's junto al Vaticano

Conde Roma, 19 oct (EFE).- Los residentes del histórico barrio de Borgo Pio, en las inmediaciones del Vaticano, han enviado una carta al papa Francisco solicitando su intervención para que frene "el peligro" que supondría la apertura de un McDonalds en las proximidades.

Laura Serrano-Conde

Roma, 19 oct (EFE).- Los residentes del histórico barrio de Borgo Pio, en las inmediaciones del Vaticano, han enviado una carta al papa Francisco solicitando su intervención para que frene "el peligro" que supondría la apertura de un McDonalds en las proximidades.

La carta, a la que ha tenido acceso Efe, ha sido enviada a Jorge Bergoglio a través del Comité de Salvaguardia de Borgo Pio y de la asociación de consumidores Codacons.

En la misiva, firmada por el presidente del Comité de Borgo Pio, Romeno Prosperi, y su homólogo en Codacons, el abogado Giuseppe Ursini, se transmite la preocupación de los habitantes de la zona por la próxima inauguración de este local de comida rápida y se pide al pontífice que la evite.

De esta manera, alegan, se evitaría el "riesgo concreto de que la ciudad de Roma y la Santa Sede, foco de acogida de fieles y peregrinos de todo el mundo, sean invadidas por el 'fast food' y los restaurantes pertenecientes al coloso estadounidense".

Los ciudadanos también aseguran que un McDonald's en el barrio causaría notables molestias tanto a residentes como a turistas que pasean por las calles cercanas al Vaticano y produciría un significativo daño a la tradición culinaria italiana.

De hecho, subrayan, "el coloso global símbolo de las hamburguesas y de las patatas fritas ocuparía el puesto de una trattoria típica (il Ristochicco) ubicada en el pasado en Borgo Pio".

El intenso flujo de turistas que acudirá a esta hamburguesería, añaden, creará problemas de tráfico en una zona ya habitualmente saturada, además de que "podría comportar un aumento exponencial del problema de la seguridad en proximidad a numerosos objetivos sensibles".

Se trata de un nuevo episodio de la polémica que se ha levantado tras conocerse que en los próximos meses McDonald's y Hard Rock Café abrirán dos locales en calles cercanas a la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Concretamente, el gigante estadounidense del "fast food" abrirá un gran restaurante en la plaza de la Città Leonina, mientras que Hard Rock Café lo hará en la vía de la Conciliación, la gran avenida que une Roma con el Vaticano.

La indignación ha llegado hasta el Vaticano porque los lugares en los que se instalarán las dos multinacionales estadounidenses son propiedad de la Santa Sede y están gestionados por la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), dirigida por el cardenal Domenico Calcagno.

No solo los vecinos han manifestado su rechazo a que prosperen estos proyectos, sino que en los últimos días también algunos cardenales han mostrado su desazón e incluso un purpurado ha optado por transmitir sus quejas por escrito al papa Francisco, según el diario italiano "La Repubblica".

Y es que el coloso estadounidense de comida rápida está ultimando los trabajos de instalación y apertura de su McDonald's en un inmueble en el que viven siete cardenales y en el que también habitó el cardenal alemán Joseph Ratzinger antes de ser nombrado papa.

La hamburguesería contará con un espacio de 538 metros cuadrados y pagará por el alquiler a la APSA una suma mensual que podría alcanzar los 30.000 euros, según el mismo periódico.

Ante esta situación, algunos cardenales han comunicado su disgusto, como por ejemplo el presidente emérito de la Pontificia Academia de la Vida, el cardenal Elio Sgreccia, que ha calificado la decisión de "aberrante, para nada respetuosa con las tradiciones arquitectónicas y urbanísticas de una de las plazas más características y cercanas a la columnata de San Pedro".

No opina lo mismo el presidente de la APSA, que sostiene, siempre según el mismo periódico, que "todo se ha llevado a cabo en el respeto de la ley y no se ha hecho nada que vaya contra las reglas vigentes, la tradición y los intereses de la Santa Sede".

El Hard Rock Café sustituirá en la vía de la Conciliación al espacio que ocupó durante años la histórica librería Elledici, punto de referencia de la zona para miles de italianos, turistas y peregrinos que cada día pasean por los alrededores.

El local, que perteneció a los salesianos en el pasado, actualmente está gestionado también por la APSA y será por el momento un negocio "de camisetas y recuerdos musicales", según el consejero delegado de la cadena, Hamish Dodds.

Con la crisis económica, muchos pequeños comercios históricos de la zona se han visto obligados a cerrar sus puertas. EFE