Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Activistas cubanos aseguran que habrá más represión tras muerte de Fidel

Un grupo de defensores de los derechos humanos y periodistas de Cuba expresaron hoy a Efe que tras la muerte del líder cubano Fidel Castro, el pasado 25 de noviembre, esperan un aumento de las restricciones a la libertad de expresión en la isla.

Panamá, 1 dic (EFE).- Un grupo de defensores de los derechos humanos y periodistas de Cuba expresaron hoy a Efe que tras la muerte del líder cubano Fidel Castro, el pasado 25 de noviembre, esperan un aumento de las restricciones a la libertad de expresión en la isla.

"La situación de represión tras la muerte de Fidel ha continuado, hay 9 días de duelo nacional pero los agentes de la policía secreta han tocado la puerta de periodistas y activistas para amenazarlos, para que no salgan, de lo contrario serán arrestados", sostuvo Roberto de Jesús Pérez, del grupo periodístico Hablemos Press.

El comunicador indicó a Efe que aunque el exmandatario desapareció físicamente, quedan en el poder un grupo de militares del "castrismo" que se quiere perpetuar en el poder, además del mandatario actual, Raúl Castro.

"Los pocos opositores y activistas continuarán sus actividades y los militares reprimirán a toda costa sus actos", vaticinó.

Pérez pertenece a un grupo de organizaciones que participó hoy en una audiencia pública del 159 Período Ordinario de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos en Cuba.

Aunque el Estado cubano estaba citado y notificado de esta audiencia, no comparecieron sus representantes.

Pérez, quien ha estado encarcelado y dijo que continúa recibiendo amenazas de parte de las autoridades de la isla, manifestó que en los últimos 7 años se han dado unos 32.000 arrestos por motivos políticos contra disidentes y activistas.

Consideró que esas situaciones se han agravado desde que Raúl Castro tomó temporalmente el poder de Cuba en 2006.

El director ejecutivo del Instituto de Raza, Igualdad y Derechos Humanos, Carlos Quesada, dijo a Efe que las situaciones son cada vez más graves, al punto de que la representante de las Damas de Blanco, Berta Soler, no llegó Panamá por temor a lo que le pudiese pasar a su hijo en la isla, y que otra integrante de ese grupo, Laritza Diversent, no ha podido ser contactada en las dos últimas semanas.

Advirtió que mientras más denuncias hagan los defensores contra Cuba a nivel internacional, mayor represión enfrentan cuando regresan a su país, por lo que pidió a la CIDH pronunciarse abiertamente sobre cualquier tipo de represalias que puedan recibir por haber viajado a Panamá.

Quesada agregó que las autoridades desprestigian injustificadamente a los defensores cuando alegan que son patrocinados por organismos internacionales, que son mercenarios, de ultraderecha o agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Además, sostuvo que el sistema penal cubano esta diseñado por el régimen para no permitir ningún tipo de críticas hacia las autoridades.

"Cuba usa artículos del Código Penal para enjuiciar activistas y periodistas (...), siguen habiendo grandes restricciones a la libertad de prensa cuando los medios son críticos", lamentó.

Durante la audiencia pública, el comisionado de la CIDH Enrique Gil Botero expresó que "es sumamente alarmante que después de las intervenciones que han tenido los defensores se hayan tomado represalias. Esa es una actitud muy grave y delicada".

Además, exhortó a proteger y defender la "visión sagrada" de los defensores de Cuba y de cualquier país.

Las audiencias públicas de la CIDH sirven para recabar información sobre los casos que conoce el organismo, sin que se puedan tomar decisiones de forma inmediata, y escuchar a los Estados y a las organizaciones de la sociedad civil sobre distintos temas que quieren exponer.

El 159 periodo de audiencias, en el que se verán temas de 15 países, finaliza el próximo 7 de diciembre. EFE