Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Argentina y Chile firman convenio que favorece mayor integración energética

Argentina y Chile suscribieron hoy en Buenos Aires un protocolo con el que se busca favorecer una mayor integración energética entre ambos países, informaron fuentes oficiales.

Buenos Aires, 7 dic (EFE).- Argentina y Chile suscribieron hoy en Buenos Aires un protocolo con el que se busca favorecer una mayor integración energética entre ambos países, informaron fuentes oficiales.

En concreto, el ministro de Energía argentino, Juan José Aranguren, y su par chileno, Andrés Rebolledo, firmaron, durante la Semana de la Energía y del XLVII Encuentro de Ministros de la Organización Latinoamericana de Energía, el vigésimo octavo protocolo adicional al Acuerdo de Complementación Económica firmado entre los dos Estados en 1991.

El nuevo convenio busca establecer las condiciones para las operaciones de intercambio de gas natural y energía eléctrica que contribuyan "de manera eficiente" a satisfacer su demanda interna de energía.

"Con este acuerdo damos un paso para volver a conectarnos y volver a tener este flujo que fue muy importante para el desarrollo económico de Chile", expresó Rebolledo, quien valoró que esto supone "más integración con Argentina" y remarcó que son dos países complementarios energéticamente.

Por su parte, Aranguren afirmó que el acuerdo permite, en el caso de emergencia, una ayuda mutua.

"Y en el largo plazo generar condiciones para intercambios comerciales, que sean para el mutuo beneficio de los dos países y al mismo tiempo generar condiciones para el desarrollo de la industria, del lado chileno y del lado argentino", añadió.

El protocolo prevé la complementación de los sistemas de abastecimiento de energía ante restricciones en la capacidad de transporte, carencias temporales o estacionales de recursos o de capacidad de regasificación en el país de destino.

También atender situaciones de emergencia o de "calamidad pública" que produzcan una falta temporal de suministro por razones de la naturaleza o fallos técnicas del sistema.

Asimismo, se velará por que esas operaciones de intercambio se realicen "siempre que no se afecte la seguridad de suministro energético del país de procedencia" y que se respete la "prioridad" de abastecimiento de la demanda interna. EFE