Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Tata Solarte


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Argentina y Francia buscan más apoyo a Convención contra desaparición forzada

Argentina y Francia anunciaron hoy una campaña para tratar de doblar durante los próximos cinco años el número de países parte de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra la Desaparición Forzada.

Naciones Unidas, 17 feb (EFE).- Argentina y Francia anunciaron hoy una campaña para tratar de doblar durante los próximos cinco años el número de países parte de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra la Desaparición Forzada.

Ese documento, adoptado en diciembre de 2006 y abierto a las firmas en febrero de 2007, ha sido firmado hasta ahora por 96 Estados, pero solo 56 lo han ratificado y son, por tanto, parte del tratado.

La iniciativa de las autoridades argentinas y francesas coincide con el décimo aniversario de la Convención, conmemorado hoy en una sesión especial de la Asamblea General de la ONU.

"Diez años después de la adopción de la convención, esta reunión que tenemos hoy marca el inicio de una nueva etapa para redoblar los esfuerzos a favor de su ratificación universal", señaló Pedro Villagra, el vicecanciller argentino.

Villagra recordó que las desapariciones forzadas son "una práctica represiva que aún subsiste y que continúa expandiéndose, en particular en regiones en conflicto".

"Firmar y ratificar la Convención implica mucho más que un avance del sistema normativo, significa un gran paso en la lucha contra la impunidad y a favor de la promoción y protección de los derechos humanos de una manera concreta", defendió.

La campaña franco-argentina buscará aumentar tanto el número de países firmantes como el de ratificaciones, con la meta de doblar el número de Estados parte de aquí a cinco años, según explicó el secretario de Estado del Comercio Exterior francés, Matthias Fekl.

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Peter Thomson, presidió la reunión de hoy, que arrancó con un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas.

Thomson destacó que el problema de las desapariciones forzadas sigue estando muy presente en el mundo y defendió el trabajo que llevan a cabo el comité de la ONU y el grupo de trabajo de la organización que se encargan de documentar estos crímenes.

"Aunque el catalizador para establecer la Convención fueron los horrendos acontecimientos que tuvieron lugar en Latinoamérica durante los años 70 y 80, en muchas partes de nuestro mundo la lacra de las desapariciones forzadas continúa", recordó. EFE