Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Berlín reúne 4.000 personas en manifestaciones paralelas pro y antiaborto

Unas tres mil personas se manifestaron hoy en Berlín a favor del aborto y otras mil, que habían convocado a la anual "Marcha por la vida", recorrieron el centro de la capital alemana en contra de la interrupción del embarazo.

Berlín, 16 sep (EFE).- Unas tres mil personas se manifestaron hoy en Berlín a favor del aborto y otras mil, que habían convocado a la anual "Marcha por la vida", recorrieron el centro de la capital alemana en contra de la interrupción del embarazo.

Cerca de dos mil feministas marcharon a favor del aborto hasta la céntrica plaza Pariser Platz, donde se encuentra la Puerta de Brandeburgo, y se juntaron allí con otros mil activistas de la Alianza por la autodeterminación sexual, según informó la radiotelevisión regional RBB, de acuerdo con datos de la policía.

En tanto, la 13º edición de la "Marcha por la vida" congregó a más de mil personas durante su recorrido, que partió del histórico edificio del Reichstag, próximo también a la Puerta de Brandeburgo, bajo el lema de "Proteger a los más débiles. Sí a cada niño. Fin a la selección y al aborto".

En un mensaje a los antiabortistas, el presidente de la Conferencia Episcopal (católica) alemana, el cardenal Reinhard Marx, recordó el compromiso de la Iglesia de proteger la vida tanto de recién nacidos como de los nonatos.

En tanto, la Iglesia Evangélica (luterana) optó como en años anteriores por no participar en la marcha, ya que, al contrario de los organizadores de la manifestación, se declara a favor de un asesoramiento prenatal abierto que apoye la decisión de mujeres y parejas según su conciencia, señaló una portavoz.

En tanto, el consejo diocesano de los católicos en el arzobispado de Berlín -representante laico de los católicos berlineses-, había señalado ya a principios de semana que apoya no sin restricciones la marcha proabortista, pues las "formas especialmente agresivas de protesta" propias de esta marcha "no son del agrado de todos" y para algunos son vistas incluso como contraproducentes a la causa. EFE