Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Brasil se inclina por extraditar a Battisti a Italia pero aguarda al Supremo

El presidente brasileño, Michel Temer, está decidido a extraditar a Italia al exactivista de izquierdas Cesare Battisti, pero aguardará un fallo sobre un recurso intentado por el italiano ante el Supremo, confirmaron hoy fuentes oficiales.

Brasilia, 13 oct (EFE).- El presidente brasileño, Michel Temer, está decidido a extraditar a Italia al exactivista de izquierdas Cesare Battisti, pero aguardará un fallo sobre un recurso intentado por el italiano ante el Supremo, confirmaron hoy fuentes oficiales.

"Hay una decisión (favorable a la extradición), pero eso depende de una sentencia de la Corte Suprema", dijeron a Efe fuentes del Ministerio de Justicia sobre la situación de Battisti, condenado a cadena perpetua en Italia por cuatro asesinatos cometidos hace unos 40 años, cuando integraba un grupo armado de extrema izquierda.

Aludieron así a un recurso de "habeas corpus" intentado por los abogados del italiano ante el tribunal supremo, en el que se solicita impedir su posible extradición y que está en manos del magistrado Luiz Fux, quien según fuentes de la corte pudiera pronunciarse sobre el asunto dentro de unos diez días.

Si ese recurso fuera favorable a Battisti, "habría la necesidad de un nuevo análisis jurídico", explicaron las fuentes.

Battisti está legalmente en Brasil desde el 31 de diciembre de 2009, cuando el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en el último día de su mandato, negó su extradición y le otorgó un estatus de refugiado político, luego revocado por la justicia por un fallo que no impidió que posteriormente obtuviera un visado de residencia.

La semana pasada fue detenido en la frontera con Bolivia cuando pretendía ingresar a ese país con unos 6.000 dólares y 1.300 euros en efectivo, que no declaró ante las autoridades aduaneras, como lo exige la ley.

Aunque fue luego liberado, fue objeto de medidas restrictivas que le obligan a presentarse periódicamente ante la justicia,

Battisti pudiera ser acusado por el delito de evasión de divisas, lo que para el Ministerio de Justicia constituye una "ruptura de la confianza" que recibió cuando fue acogido en Brasil, lo cual abriría paso a su eventual extradición, en la cual insisten las autoridades italianas.

En su juventud, Battisti militó en el grupo Proletarios Armados por el Comunismo (PAC), un brazo de las Brigadas Rojas, la banda armada más activa durante la ola de violencia política que sacudió a Italia hace cuatro décadas.

En 1993 fue juzgado en ausencia por un tribunal italiano que lo halló culpable de los asesinatos de dos policías, un joyero y un carnicero, cometidos entre 1977 y 1979.

Cuando fue procesado estaba en Francia, donde había obtenido el estatus de refugiado político, pero huyó en 2004, cuando el Gobierno galo se disponía a revocar esa condición para entregarlo a Italia.

Fue capturado en marzo de 2007 en Río de Janeiro en una operación conjunta de agentes de Brasil, Italia y Francia. EFE