Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Caravana de migrantes desafía al gobierno y avanza hacia Estados Unidos

Defensores de Derechos Humanos han denunciado que el gobierno de EEUU presionó al mexicano para que desarticulara la caravana de migrantes que comenzó hace casi tres semanas.

Inmigrantes esperan por alimentación en un lugar de Oaxaca, México. Foto: Agencia Anadolu

Más de 500 centroamericanos decidieron continuar su camino hacia los Estados Unidos en la Caravana Migrante del Viacrucis iniciada hace tres semanas, a pesar de que el presidente Donald Trump ordenó el despliegue de la Guardia Nacional.

Por ello, en la tarde de este viernes partieron desde la Ciudad de México hacia el municipio de Tultitlán, en el estado de México, para abordar el tren llamado 'La Bestia', el cual se utiliza habitualmente para llegar a la frontera, según le confirmó a la Agencia Anadolu Irineo Mujica, líder de Pueblo Sin Fronteras y organizador de la caravana.

Los migrantes parten luego de permanecer tres días en la capital mexicana, donde protagonizaron manifestaciones y tuvieron reuniones con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), dependiente de la Secretaría de Gobernación, así como con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“Hay disponibilidad de acompañarnos y estar al pendiente durante la caravana, y de llevar nuestro mensaje al mundo. Hubo buena voluntad y diálogo con el gobierno mexicano”, aseguró Mujica.

La caravana, precisa Mujica, está compuesta por 550 migrantes hondureños, guatemaltecos y salvadoreños, así como por algunos mexicanos. Ellos partirán en 'La Bestia' y harán un trayecto que implica muchos riesgos y en el que anteriormente han muerto migrantes.

El recorrido partirá desde el Estado de México hacia Celaya, Guanajuato; después a Guadalajara, Jalisco; posteriormente hacia Mazatlán, Sinaloa, y finalmente hasta Hermosillo, Sonora.

La frontera se encuentra a 388 kilómetros y a unas cinco horas de trayecto desde Sonora, hasta que logran llegar a las casetas de entrada de Estados Unidos, en plena línea fronteriza. 

“En Sonora tenemos dos albergues donde hacemos el trabajo humanitario en la frontera. También trabajamos con mucha de la gente de ahí, nuestro trabajo es muy amplio”, aclara Mujica.

Presión de EEUU

La Caravana Viacrucis del Migrante comenzó el pasado 26 de marzo. Dos semanas después crecieron las tensiones, cuando el presidente estadounidense firmó un memorando para desplegar a las milicias ciudadanas.

Trump advirtió desde su cuenta de Twitter que se acercaba una caravana a su país, incluso antes de que esta llegara a Ciudad de México. Ya había transitado por Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla.

Como consecuencia, la caravana le dijo a la prensa que su recorrido terminaría en la capital mexicana y que solo unas 200 personas continuarían la ruta.

Mediante sus redes sociales, el padre Alejandro Solalinde, el defensor de migrantes más reconocido en la actualidad, señaló que el gobierno mexicano fue presionado por la administración de Washington para que desarticulara la caravana.

Sin embargo, durante los tres días que permanecieron en Ciudad de México, los integrantes decidieron continuar con los niños y las mujeres embarazadas que hacen parte de la caravana.

La caravana inició en Semana Santa para llamar la atención sobre la problemática de la migración a Estados Unidos y para pedir una visa humanitaria por la situación de violencia que se vive en Centroamérica, así como para evidenciar los peligros en la ruta.

Hasta el momento los organizadores no han detallado la agenda que se llevará a cabo en la frontera entre México y Estados Unidos.