Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Correa cuestiona a la justicia tras decisión de llevar a Glas a juicio

El expresidente de Ecuador Rafael Correa cuestionó hoy la decisión de la justicia de su país de llevar a juicio al vicepresidente Jorge Glas, por un delito de asociación ilícita en la trama de sobornos de la constructora Odebrecht.

Quito, 15 nov (EFE).- El expresidente de Ecuador Rafael Correa cuestionó hoy la decisión de la justicia de su país de llevar a juicio al vicepresidente Jorge Glas, por un delito de asociación ilícita en la trama de sobornos de la constructora Odebrecht.

La Corte Nacional de Justicia dictaminó ayer, martes, la apertura de juicio a trece procesados, entre ellos Glas, por el presunto delito de asociación ilícita en el marco de las investigaciones de la trama Odebrecht, después de recibir un escrito de la Fiscalía General solicitando que comparezcan ante un tribunal.

En un mensaje en Twitter Correa defiende que no existen pruebas para juzgar a Glas y censuró que el Fiscal General, Carlos Baca, no haya acusado al exdirector de Odebrecht en Ecuador, Conceição Santos, que fue exonerado la semana pasada debido a que cumple condena en Brasil en relación al mismo caso.

"Los funcionarios de Odebrecht que durante años dirigieron toda una maquinaria de corrupción en nuestra Patria, han sido sobreseídos. Mientras tanto el vicepresidente, sin prueba alguna, se halla detenido", escribió hoy Correa en la red social.

Y apunta a que el exdirectivo de la constructora al que tilda de "millonario" debería comparecer ante la justicia ecuatoriana por delitos por los que no habría sido juzgado en Brasil.

Correa sostiene que el caso de su correligionario Glas, "pasará a la historia como una de las más crueles injusticias".

El vicepresidente, al que se le retiraron las funciones en agosto pasado por discrepancias políticas con el actual jefe del Estado, Lenín Moreno, se encuentra en prisión preventiva en la cárcel número 4 de Quito desde el pasado 2 de octubre.

Se trata de una medida cautelar que sustituyó a la prohibición de abandonar el país dictada en agosto, cuando la Fiscalía anunció sus sospechas tras recibir nueva información procedente de Estados Unidos sobre esta trama, que ha salpicado a varios líderes y exdirigentes latinoamericanos.

De momento, Moreno no se ha pronunciado públicamente sobre el enjuiciamiento de Glas, su número dos en la papeleta electoral con el que ganó los comicios en segunda vuelta el pasado abril. EFE